Invasión turca en Siria. Bombardeo contra las fuerzas kurdas

Andrea De Angelis - Ciudad del Vaticano

Los primeros bombardeos de los cazas turcos tuvieron lugar ayer contra la ciudad de Ras Al Ain, en la frontera entre Turquía y Siria, seguidos de ataques en todo el noreste. Por la noche, Turquía también anunció el comienzo de la invasión terrestre. El objetivo de la operación, llamada "Primavera de Paz", es crear una "zona de amortiguación" en el noreste de Siria, que eliminará a los kurdos de la frontera con Turquía, para transferir allí a cientos de miles de refugiados sirios. El Presidente de Turquia, Recep Tayyip Erdoğan, ha dicho que también está involucrado el Ejército Nacional Sirio (un grupo rebelde anteriormente vinculado al Ejército Sirio Libre sunita que en los últimos años ya había participado en ofensivas turcas en Siria contra los kurdos). Son cinco mil hombres de tropas turcas en el campo.

Los turcos atacan contra civiles 

La ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos habla de al menos 15 muertos, entre los cuales se encuentran 8 civiles debido a los ataques aéreos turcos que, según informan los kurdos, están apuntando a áreas habitadas. En cuanto a las reacciones internacionales, la Unión Europea condena enérgicamente el ataque y amenaza con cortar el "financiamiento para Ankara". Preocupaciones también de Moscú y Teherán, y mientras que el Secretario de la OTAN, Stoltenberg, espera que "la acción sea proporcionada y medida", la Casa Blanca considera la ofensiva "una pésima idea". Además está previsto que el Consejo de Seguridad de la ONU se reuna hoy.

Ankara busca recuperar parte del peso perdido en Siria

"Turquía quiere romper la continuidad territorial del Kurdistán sirio, incluso aniquilando allí a algunos de los prófugos sirios que se han refugiado en el país". Esta es la explicación de la ofensiva de Ankara dada por Germano Dottori, profesor de Estudios Estratégicos en Luiss, entrevistado por Giancarlo La Vella.

Ante nuestros micrófonos, Dottori ve otro objetivo, además del de los kurdos: "A Erdoğan – dice – también le interesa recuperar parte del peso perdido en Siria en los últimos tiempos". Por lo tanto, la ofensiva debe leerse al menos en estos dos niveles. Finalmente, para el profesor Luiss, la elección hecha por los Estados Unidos está lejos de ser obvia. "El cambio pro-turco de Trump es en parte incomprensible – asegura – porque en Oriente Medio es muy difícil llevarse bien con Turquía, por un lado, y con Arabia Saudita y Egipto, por el otro". "Quizás – concluye – la opinión pública quiere mostrar el regreso de los soldados estadounidenses a casa".  

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets