REPAM: Día 16 de navegación hacia el Sínodo de la Amazonía

Ciudad del Vaticano

11 de septiembre: Día 16 de navegación. Iniciamos con la oración permanente del Sínodo de la Amazonía:

“Que el Dios de la vida y la belleza, el Espíritu Santo que nos impulsa hacia más fraternidad, unidad y dignidad, y el Cristo encarnado de la Buena Nueva, y de la inculturación y la interculturalidad nos den la serenidad, el discernimiento y la valentía para encontrar los nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral en este Sínodo Amazónico. Todo ello para el bien y la vida de sus pueblos y comunidades, y para caminar más juntos por el Reino”.

Meditar por unos momentos esta petición inicial, buscar la calma interior para entrar en este momento de navegar por las aguas de la Amazonía y de la vida de la Iglesia al servicio de sus pueblos y comunidades, y para escuchar el llamado de Dios a través de su palabra viva.

Lectura del día

“En aquel tiempo, Jesús, mirando a sus discípulos, les dijo: Felices ustedes los pobres, porque el reino de Dios es de ustedes. Felices ustedes los que ahora tienen hambre, porque Dios los saciará. Felices ustedes los que ahora lloran, porque después reirán. Felices ustedes cuando los demás los odien, los echen de su lado, los insulten y proscriban su nombre como infame por causa del Hijo del
hombre. Alégrense y salten de gozo cuando llegue ese momento, porque en el cielo los espera una gran recompensa. Así también maltrataron los antepasados de esta gente a los profetas.

En cambio, ¡ay de ustedes los ricos, porque ya han recibido el consuelo que les correspondía! ¡Ay de ustedes los que ahora están saciados, porque van a pasar hambre! ¡Ay de ustedes los que ahora ríen, porque van a tener dolor y llanto! ¡Ay de ustedes cuando todo el mundo los alabe, porque eso es lo que hacían los antepasados de esta gente con los falsos profetas!” Lucas 6, 20-26.

Reflexión desde la perspectiva del Sínodo Amazónico

La Amazonía es el bioma donde se expresa la vida en su mega diversidad como don de Dios para todos los que la habitan y para toda la humanidad. Sin embargo, es un territorio cada vez más devastado y amenazado. Según la Doctrina Social de la Iglesia, la misión de todo cristiano contiene un compromiso profético con la justicia, la paz, la dignidad de todo ser humano sin distinción, y
con la integridad de la creación, en respuesta a un modelo de sociedad dominante que produce exclusión, desigualdad, y que provoca lo que el Papa Francisco ha llamado “una cultura del descarte” y una “globalización de la indiferencia”.

Los miembros de la Iglesia Católica en la Amazonía queremos ser testimonios vivos de esperanza y de cooperación para seguir prestando un servicio evangelizador que eche sus raíces en el suelo fértil en el que viven nuestros pueblos amazónicos y en sus culturas. Estamos llamados a asumir con contundencia la lucha cotidiana de los pueblos por la vida, por su territorio y por su futuro.

Es un compromiso ético impostergable, y es una opción por el Cristo que sigue siendo crucicado cuando asesinan, ultrajan y violentan a los más pequeños y vulnerables.

Contemplación

Contemplemos la imagen de este día y dediquemos un momento a reconocer nuestra propia vida y experiencia en la Iglesia y al servicio de la Amazonía para pedir luz en esta palabra de Dios en preparación del Sínodo. Escribir mis peticiones particulares y permanecer en ellas durante este día. Hacemos una invitación a llevar un registro de todo lo que el Espíritu suscite en nosotros como preparación interior para el Sínodo Amazónico.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets