El movimiento que alimenta a personas en situación de calle

Cada miércoles y jueves, en el número 899 de Tlalpan, muy cerca de metro Villa de Cortés, cientos de personas reciben una comida caliente. Algunos viven en situación de calle, otros atraviesan por momentos económicos difíciles que los trajeron a uno de los 12 comedores del Apostolado de la Nueva Evangelización (ANE) en la ciudad.

Leer: La iglesia que transformó la vida de los indigentes en La Merced

“Cada uno es un testimonio de fe”, explica Brenda Leyva, coordinadora del consejo interno de ANE. Aquí, además de los alimentos, muchos de los asistentes se nutren de la palabra de Dios, pues antes de pasar a comer se les invita a Misa en la capilla y oran por los bienhechores que proporcionaron los alimentos.

“Muchos, tanto asistentes como servidores, no iban a Misa, ni rezaban, pero estar aquí les ha movido el corazón”, comenta, y así poco a poco han comenzado a hablar de Dios.

Lee: Las religiosas que ayudan a las mujeres en situación de prostitución

Las largas mesas están acomodadas desde el patio de la casa y continúan en el interior. En la cocina las voluntarias inician la preparación de la comida desde temprano, y las personas ingresan por turnos desde la hora de apertura.

Para Óscar Virues, miembro del Consejo interno de ANE, una de las satisfacciones más grandes que el comedor les ha dado ha sido ver cómo algunas personas se han sobrepuesto a sus problemas, como vicios o desintegración familiar.  “Aquí algunos han dejado de tomar o drogarse y otros han conseguido trabajo y seguido con su vida”, comenta.

ANE es un apostolado que surgió en 1997, sus fundadores fueron el padre Renzo Sessolo y Catalina Rivas, misionera laica del Corazón Eucarístico de Jesús. Entre sus objetivos está crear Casas de oración y atender a los más necesitados, principalmente a través de la distribución de alimentos y ropa.

En el caso del comedor de Tlalpan 899, los miércoles atienden a hombres de 12:00 a 15:00 horas y los martes acuden mujeres de 11:00 a 13:00 horas.

Todos los alimentos que se sirven en estas mesas son gracias a benefactores, explica Brenda Leyva, desde aquellos que aportan donativos, comida en especie y los que dan banquetes, que consiste en pagar todas las comidas de los asistentes de un día.

Ayúdalos

Ane busca bienhechores

Aportaciones voluntarias. ANE es una Asociación de Beneficencia Privada (ABP) que acepta donativos.

Si te interesa ayudar ponte en contacto con ellos al teléfono 55797901 o búscalos en Facebook @ANECdMx


Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets