Trump anuncia nueva regulación para retener a los niños migrantes indefinidamente

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

El secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Kevin McAleenan, anunció la medida para extender unilateralmente el tiempo de detención de familias migrantes con niños que cruzan la frontera. La medida forma parte de la política de 'tolerancia cero' de Trump.

Según el portal de Univisión, el gobierno de Donald Trump anunció este miércoles que no seguirá el Acuerdo Flores, que le prohibía encarcelar a migrantes menores de edad por más de 20 días, además de exigirle que les brinde cuidados, atenciones y les provea información sobre abogados para que puedan defender sus derechos de permanencia en Estados Unidos.

Se espera que la nueva regla se publique en el Registro Federal esta semana y se abra un periodo de 60 días para comentario público, y se prevé que sea impugnada en los tribunales. . Al término de este plazo, el gobierno redactará la regla final que permitirá implementar la detención indefinida de las familias migrantes con niños hasta que terminen sus procesos en las cortes de inmigración. El Acuerdo establece hasta un plazo máximo de 20 días de privación de libertad, pero reportes a los que tuvo acceso Univision Noticias, en algunos casos las detenciones en los centros del HHS sobrepasan los 120 días. .

El Acuerdo Flores, que ha sido atacado por Trump desde su llegada a la Casa Blanca, era uno de los principales obstáculos para el mandatario en su intento de negar asilo en la frontera y acelerar las deportaciones.

El Acuerdo Flores 

El Acuerdo Judicial Flores de 1997 , llamado así por el caso de una menor migrante centroamericana detenida en 1985, establece que la Patrulla Fronteriza, en un plazo de 72 horas, debe entregar a los menores detenidos en la frontera, pero de acuerdo con varias denuncias publicadas por Univision Noticas, las detenciones van más allá de los plazos legales establecidos. Lo mismo ocurre en los centros de detención de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) y del Departamento de Salud y recursos Humanos (HHS), que reciben a los menores arrestados.

“El gobierno está en violación del Acuerdo Flores”, dice Bárbara Hines, una abogada de inmigración y es profesora de la Clínica Legal de la Facultad de Leyes de la Universidad de Texas, en Austin. Agrega que “el Acuerdo requiere condiciones seguras y sanitarias para los menores. La política de Trump es inmoral, inhumana y viola los principios del derecho humano”, precisa.

En similares términos se pronunció recientemente la Organización Naciones Unidas (ONU). La alta comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, dijo en un comunicado que está "profundamente conmocionada" por las condiciones en que los migrantes y refugiados, niños y adultos, están detenidos en Estados Unidos después de cruzar la frontera”.

¿Por qué se da el cambio?

Funcionarios de seguridad nacional creen que los límites de tiempo en las detenciones de familias migrantes han impulsado la llegada masiva de familias centroamericanas que cruzan la frontera. Argumentan que la nueva regulación contrarrestará la creencia de que traer niños a Estados Unidos es "un pasaporte" para ser liberados de la detención después de un corto período. Las autoridades migratorias han visto un aumento en el número de migrantes indocumentados adultos que llegan con niños a EE.UU.

Aplicando el Acuerdo Flores, mientras los niños indocumentados son detenidos no más de 20 días, los padres se benefician de una liberación mientras aguardan por un juicio en tribunales que defina su situación migratoria. 

Ante las nuevas reglas que está solicitando el gobierno la Unión Estadodunidense por las Libertades Civiles emitió un comunicado en el que que "este es otro ataque cruel contra los niños, a quienes el gobierno de Trump ha apuntado una y otra vez con sus políticas antiinmigrantes. El gobierno no debería estar encarcelando a niños", dijo la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles en el comunicado.

Freno legal

Hasta ahora, la mayoría de medidas migratorias del gobierno de Trump, que no cuentan con el respaldo del Congreso, se han visto entorpecidas por la vigencia del Acuerdo Judicial Flores de 1997 y la Ley TVPRA de 2008, sobre prevención de tráfico humano, que prohíbe la deportación inmediata de menores de países no fronterizos y exige que sea un juez quien decida sus futuros en Estados Unidos.

En 2018 el gobierno de EE.UU. aplicó una controvertida política de separación de niños migrantes y sus familias y optó por una separación de niños y padres como una forma de eludir el acuerdo Flores. El Departamento de Salud y Servicios Humanos detuvo a los niños, mientras que los adultos fueron retenidos en otros centros mientras esperaban juicio por violar las leyes de inmigración.

¿Qué está pasando en la frontera?

Según la BBC, el número de detenciones fronterizas cayó un 28% en junio, según las autoridades estadounidenses. 3 factores que explican el por qué ha disminuido el número de migrantes que llegan a la frontera sur de EE.UU:

La disminución viene después de que en mayo se registró un récord de aprehensiones en la frontera de EE.UU. con México, el más alto en más de una década.

La caída en la migración es típica durante los meses de verano, cuando las temperaturas pueden elevarse por encima de los 32 °C, pero en junio se produjo un descenso más pronunciado que en años anteriores.

Los funcionarios del gobierno de Trump atribuyeron la disminución a nuevas políticas acordadas con México para frenar el flujo de migrantes centroamericanos.

Los obispos de Estados Unidos consideran de “ilegal, injusta e imprudente” la última ley migratoria

Por otra parte, la Conferencia Episcopal del país ha realizado una declaración mostrando su preocupación ante la limitación en las peticiones de asilo, ya que como dijo el obispo de Austin,  Mons. Joe S. Vásquez, como presidente del Comité de Migración del episcopado esta nueva ley  “pone en peligro la seguridad de las personas y familias vulnerables que huyen de la persecución y amenaza la unidad familiar”.  La Conferencia Episcopal de Estados unidos ha vuelto a manifestarse contraria a la Regla Final Provisional emitida por el Gobierno de Donald Trump porque “casi destruye nuestro sistema de asilo actual”. Dicha normativa limita a los migrantes la posibilidad de pedir asilo por cualquier razón si la entrada en el país norteamericano.   Por ello, los prelados recuerdan “al Departamento de Justicia y al Departamento de Seguridad Nacional que la forma en que respondemos a los solicitantes de asilo que llegan a nuestra frontera es una prueba de nuestro carácter moral e instamos encarecidamente a la Administración a que revoque esta norma”.

 

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets