Aquellas épocas eran otras épocas. En mi opinión,no hay razón para la nostalgia.


Ayer pregunté qué catedral me aconsejabais para el obispo de ese librito mío que estoy escribiendo. Os di ciertas directrices acerca de qué tipo de catedral. Alfonso sugirió la Catedral de Siseron. Pues sí, esa catedral era perfecta. Algo así estaba buscando como marco para esa descripción.

Pero, Alfonso, te vas a quedar más sorprendido cuando te diga un dato bien curioso. Veras, sabes que el librito sobre la catedral francesa iba a ser el tercer libro de la trilogía: Hipona, Canterbury y la catedral francesa de localización no decidida.

Pues bien, mira Google Maps y descubrirás que Siseron cae exactamente en la mitad de la línea recta entre Hipona y Cantérbury. Creo que hay una desviación de unos cuantos kilómetros, no sé cuántos. ¿Sorprendido?

También las fechas, casualmente, podrían seguir el mismo patrón que el espacio: siglo V, siglo XI, siglo XVII.
Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets