Todo lo que debes saber sobre la Medalla de San Benito

Los orígenes de la medalla de San Benito datan de siglos atrás. El Papa Benedicto XIV ideó el diseño y lo aprobó en 1742, concediendo indulgencias a quien la llevara con fe. En la parte trasera está san Benito, quien sostiene en la mano derecha una cruz que se eleva hacia el cielo, y en el brazo izquierdo el libro abierto con la santa Regla. En el fondo hay un altar; se encuentra también un cáliz del que sale una serpiente, que recuerda un episodio de la vida del santo cuando unos monjes quisieron envenenarlo y él, haciendo la señal de la cruz, hizo que la copa se rompiera en pedazos.

Leer: ¿Por qué la medalla de San Benito protege contra el mal?

Alrededor de la medalla están acuñadas estas palabras: “EIUS IN OBITU NOSTRO PRESENTIA MUNIAMUR” (Podemos ser protegidos con su presencia en la hora de nuestra muerte). Al frente de la medalla se encuentra la cruz de San Benito y las iniciales de un texto. Estos versos son muy antiguos. Aparecen en un manuscrito del siglo XIV que testimonian la fe en el poder de Dios y del santo.

La devoción a la medalla y de la cruz de san Benito se hizo popular en el año 1050 después de la curación milagrosa de un joven llamado Brunone, hijo del Conde Ugo de Eginsheim en Alsazia. Brunone, dicen algunos, fue curado de una gravísima enfermedad después de que se le impuso la medalla de san Benito. Años más tarde se hizo monje benedictino y llegó a ser Sumo Pontífice: San León IX, quien murió en 1054. Entre los protagonistas de la difusión de la medalla hay que incluir a san Vicente de Paul.

Las gracias que los fieles han obtenido con la medalla y la cruz de san Benito son: su poderosa intercesión contra los maleficios y otras influencias diabólicas; el alejamiento de personas que tienen malas intenciones; la curación de los animales que padecen epidemias o maleficios; la ayuda a superar las tentaciones; las imaginaciones y vejaciones del demonio sobre todo contra la castidad; la conversión de un pecador, particularmente cercano a la muerte; destruir o hacer ineficaz un veneno; alejar las epidemias; la restitución de la salud de quienes sufren cálculos y hemorragias; ha ayudado a evitar contagios; a que las madres a punto de abortar reciban la ayuda divina para no hacerlo, y a salvar de los relámpagos y las tempestades.

¿Qué significan las iniciales de la medalla se San Benito?

C.S.P.B. (Crux Sancti Patris Benedicti) La Cruz del Santo Padre Benito

C.S.S.M.L. (Crux Sacra Sit Mihi Lux) La Cruz Santa sea mi Luz.

N.D.S.M.D. (Non Drago Sit Mihi Dux) No sea el demonio quien me conduzca.

V.R.S. (¡Vade Retro, Satana!) ¡Aléjate Satanás!

N.S.M.V. (Numquam Suade Mihi Vana) No me atraigas a la vanidad.

S.M.Q.L. (Sunt Mala Quae Libas) Son malas tus bebidas.

I.V.B. (Ipse Venena Bibas) Beve tú mismo tus venenos.

Finalmente, es preciso recordar que la medalla de san Benito no es un amuleto ni nada por el estilo. Es, ante todo, un modo de recordar la presencia de Dios en nuestras vidas y un símbolo de nuestro deseo de servirle y amarle a través del servicio a los demás.

Para reforzar esto, cuando esta medalla es bendecida, el sacerdote suele pronunciar una oración cuyo contenido aclara a los fieles que la protección contra el mal no la reciben del objeto, sino de Dios.


Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets