Salvador Martí: «Los padres tienen que saber qué tipo de educación sexual se está dando en los colegios»

En febrero de este año, el diario Actuall se hacía eco de la batalla que había iniciado un policía local de Logroño por enseñar a los niños a escapar de depredadores sexuales y otras nociones de seguridad más básicas.

Salvador Martí sorprendió a todos por poner en marcha en solitario y por sus propios medios el Proyecto Alexia, que toma su nombre de la marioneta con la que Salvador se acompaña para presentarse de manera más amigable a los niños.

Cuando el Ayuntamiento ya estaba dispuesto a promocionar su iniciativa -incluso realizaron una rueda de prensa conjunta-, los grupos de presión LGTBI se alzaron para 'denunciar' a Martí por haberse expresado en libertad en contra del adoctrinamiento de los menores en materia sexual en los colegios, mucho menos sin conocimiento y aprobación de sus padres.

"No estoy dispuesto a que impongan por ley a mi hijo que acepte la ideología LGTBI como algo normal y natural. Lo que esté colectivo quiera imponer, de puertas para adentro de su casa, que lo respeto; pero no voy a pasar porque lo impongan a niños que ni siquiera tienen el concepto de la sexualidad desarrollado" escribió Martí en el perfil de Facebook del Proyecto Alexia.

Señalado, la suerte del Proyecto Alexia cayó en desgracia. El Ayuntamiento, que había corrido a hacerse la foto, renegó. Y los colegios, fueron cayendo "como fichas de dominó".

Sin embargo, lejos de doblegarse, Martí se sacudió los miedos y, además de seguir con el Proyecto Alexia lejos de La Rioja, fundó la asociación Los Niños Son Intocables, con la que quiere promover la aprobación de una ley de libertad de educación en la comunidad vitivinícola.

Su determinación ha sido valorada por HazteOir.org y por ello el próximo otoño recogerá en Madrid uno de los premios anuales que otorga la asociación. La asociación fundada y presidida por Ignacio Arsuaga quiere reconocer “la labor y la dedicación de Salvador Martí a la infancia, pero también su valentía para denunciar el adoctrinamiento de género de los más pequeños”.

"Le vamos a rendir homenaje en nombre de las miles de personas que agradecen su trabajo y su dedicación a los niños. Ya es hora de reconocer públicamente su valentía", aseguraba Arsuaga al hacerse público el galardón.

Conversamos con Salvador Martí: el policía, el padre y el ciudadano.

¿Cómo ha recibido el Premio HazteOir.org?

La primera impresión, de asombro. No me esperaba que después de un año de trabajo recibiese un premio de estas características que para mí tiene una significación especial, sobre todo por venir de una entidad como HazteOir.org.

Una entidad absolutamente comprometida en la lucha contra la ideología de género y en la defensa de los niños, que es una causa común.

¿Qué significa para el proyecto de Alexia? Porque es evidentemente un respaldo, pero de una entidad evidentemente muy señalada.

Todos somos conscientes del tipo de campaña que ha habido siempre por parte del colectivo LGTB hacia HazteOir.org. Para mí es algo que sirve de estímulo. Que tanto el Proyecto Alexia como la Asociación Los Niños Son Intocables estén respaldados y cuenten con el apoyo de HazteOir.org me gusta y me sirve de estímulo. Porque está claro que mi línea de trabajo y la de HazteOir.org son paralelas y siempre será en defensa de los niños.

Recuerdo unas palabras al inicio de nuestra relación, cuando alguien del equipo me dijo: “Espero que seas consciente de lo que va a suceder cuando pulse la tecla por primera vez (en la que se me relacionaba con HazteOir.org) y lo que va a suponer para tu vida y para tu proyecto”.

Mi contestación fue inmediata: “Dale al botón, pero ya”. Porque soy muy consciente de lo que eso supone y para mí, desde luego, es un estímulo.

¿Cómo ha evolucionado la presión de los grupos LGTBI a su labor en La Rioja?

Ha habido un tiempo en cuanto a redes sociales de apaciguamiento, porque creo que ellos han visto que su objetivo que era machacar el proyecto Alexia, lo habían conseguido. Porque evidentemente, cuando uno cuenta con el respaldo del grupo político correspondiente que está gobernando es una ventaja grandísima.

Es muy triste, porque el Proyecto Alexia ha tenido que seguir trabajando fuera de La Rioja y evidentemente, al ser una Comunidad pequeñita en la que todo enseguida se sabe, los colegios fueron cayendo como fichas de dominó.

El Proyecto Alexia fue desahuciado por los colegios y he tenido que trabajar muchísimo fuera de La Rioja. Para mí es muy triste que los niños de mi propia tierra no puedan tener acceso al Proyecto Alexia y que tenga que ser en otras partes.

Pero lo que está claro es que el proyecto no va a cesar nunca en dar ese curso a los niños, sea en Logroño, sea en Sevilla, sea en Málaga o sea en Valencia.

En realidad, por tanto, el Proyecto Alexia sigue vivo. ¿Cómo está siendo esa aventura fuera de La Rioja?

Hace poco hicimos una especie de vídeo de felicitación, de cumpleaños, de aniversario de Alexia porque el día 22 de junio cumplió un año de trabajo. Empezamos en el colegio Las Gaunas e hicimos un resumen de los centros que llevábamos. Hicimos un cálculo aproximado de los niños a los que habíamos conseguido transmitir el Proyecto Alexia –eran como cerca de 3.000 niños-. Centros escolares, más de 30. Hemos estado en dos hospitales con Alexia -en la unidad de Oncología tratando de hacer el tiempo más ameno a los niños- y hemos participado en un par de actos benéficos.

Con lo cual puedo decir que Alexia no ha parado. Y para este año que va a entrar hay muy buenas perspectivas porque se ha ido dando a conocer, el boca a boca… Hemos trabajado mucho también con centros cristianos, también muy mentalizados en contra de la ideología de género y en defensa de los niños, y el panorama es bueno. Yo creo que este inicio de curso va a ser también muy bueno para Alexia y de muchísimo trabajo.

Además del Proyecto Alexia, fundó la asociación Los niños Son Intocables: ¿Cuáles son sus planes de futuro?

El punto fundamental es la defensa de los niños contra la ideología de género y nuestro objetivo es una ley de libertad de educación. Lo hemos dicho muchas veces, pero creo que los padres no llegan a estar informados del todo y a saber que no pretendemos una ley que vete en general la ideología de género.

Entendemos que puede haber padres que estén de acuerdo con que a sus hijos se les eduque así. Pero exigimos que también a nosotros se nos respete. Es decir, buscamos una ley precisamente que sea de libertad para que los padres que quieran que sus hijos reciban ese tipo de educación la reciban, pero que se respete a los padres que no lo queremos.

Estamos muy empecinados en intentar conseguir esa ley y también vemos claro que hay que hacer una campaña informativa. Los padres tienen que saber qué tipo de educación sexual se está dando en los colegios que no es tal y como venden ellos.

Una campaña informativa y sobre todo trabajar mucho con el tema del PIN parental. Hay que informar a los padres sobre qué es el PIN parental y dar opción a que mientras se tramita esa ley que buscamos de libertad de educación los padres puedan presentar ese PIN parental en los colegios.

Intentemos que por ahí, como medida un poco urgente, los colegios reciban ese PIN parental y se respete, que no estoy muy seguro de que se vaya a respetar. Pero bueno, por lo menos vamos a intentarlo.

¿Esta lucha por los derechos de los padres y la protección de los niños ha tenido alguna repercusión en su trabajo como policía local en Logroño?

No les he dado margen a que pueda haber ese problema porque desde el minuto uno, desde el momento en que mi jefe de policía me comunicó que yo no podía representar a la Policía Local, ni llevar uniforme de la Policía Local; en el momento en que yo esto lo desarrollo en mi tiempo libre y con mi propio uniforme, ni la Policía como entidad ni el Ayuntamiento tienen absolutamente nada que decir.

Como es una cosa que evidentemente no depende de ninguna subvención, no depende de ningún partido político, que es iniciativa mía y propia, no he tenido en ese aspecto laboral ningún tipo de problema.

Entonces, ¿cómo lo financia?

De mi bolsillo. Te voy a contar un pequeño secreto: el dinero que solemos hacer en horas extras -y que no afecte excesivamente a la economía de mi familia lo empleo en los viajes… Alguna vez que otra algún colegio ayuda en transporte y eso, pero al final hay que poner dinero.

Pero lo hago muy gustoso, la verdad. Habrá compañeros que lo empleen en tomar cervezas... Pues para mí, emplearlo en que los niños reciban este curso –aunque me cueste alguna discusión con la mujer también, porque cuando hablas de la economía familiar siempre la mujer está un poco- (bromea). Pero es así como lo financio totalmente.

La entrada Salvador Martí: «Los padres tienen que saber qué tipo de educación sexual se está dando en los colegios» se publicó primero en Actuall.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets