Netflix al servicio del Ministerio de la Verdad

A efectos prácticos, dicho ministerio desarrolla un papel fundamental en el control de la sociedad. Éste tiene como razón de ser el constante reescribir de la historia, cambiando y adaptando los hechos pasados a beneficio del partido - estado. Este sofisticado sistema abarca los diferentes ámbitos de la vida, uno de ellos es el entretenimiento controlado por los Teleprogramas oficiales que sólo difunden las verdades decididas y adaptadas por la pantalla que todo lo ve y todo lo controla. 

Un momento, ¿he dicho manual de 1984? ¡vaya despiste! Si es un libro de ciencia ficción, ¿o no? ¿Piensa que la realidad puede superar la ficción? 

Aquí viene un baño de realidad, el estado - establishment mundial, dirigido por los grandes organismos internacionales (como la Unión Europea, Naciones Unidas, Banco Mundial, etc.) ha puesto en marcha su propio “Ministerio de la Verdad”, una de las herramientas de propaganda y difusión (o Departamento de Teleprogramas, como diría Orwell) es la plataforma de entretenimiento Netflix, la cual asume como buenos y verdaderos todos los postulados del establishment, los produce, los empaqueta y los vende alrededor del mundo. 

Con más de 139 millones de usuarios a nivel mundial, que rigurosamente pagan su cuota mensual, Netflix puede alardear de ser el departamento de propaganda más exitoso de la historia y encima ¡ganan dinero con ello! 

La obsesión de los géneros 

La actual obsesión establishment es la imposición de la ideología de género en todos los ámbitos desde el médico hasta el jurídico y cualquiera que difiera en esta opinión será inmediatamente acribillado con descalificativos como “ultra católico, intolerante, homófobo, transfoto, etc”. 

Pero, ¿qué tiene que ver Netflix y sus series con todo esto? Los contenidos creados y producidos por la propia plataforma posicionan con fuerza y claridad historias maravillosas promotoras de los postulados de la ideología de género que relucen con purpurina en todo su esplendor

Sólo por hacer un repaso de series recientes donde se adoctrina a la audiencia (que consume sin rechistar) Sex Education, The OA, Sense 8, Boys, Handsome Devil, Cuatro Lunas; esto por no mencionar personajes o tramas secundarias enfocadas en el mismo sentido en series menos conocidas. 

Netflix puede alardear de ser el departamento de propaganda más exitoso de la historia

Para que se haga una idea describo en líneas generales el contenido de Sex Education. El argumento es un adolescente de secundaria que se dedica a dar consejos sexuales a los compañeros del instituto. Su experiencia proviene de las terapias que da su madre, quien es terapeuta sexual y el joven escucha a escondidas. Con este contexto, arrancamos: 

Promoción de la transexualidad

Uno de los protagonistas es un adolescente homosexual negro que se traviste. Presentan a un personaje que sufre porque sus padres y hermanas no lo comprenden. Finalmente es feliz cuando se le ve salir de casa con tacones, pestañas postizas y vestido sin que nadie le juzgue para acudir al baile de fin de curso. El gesto de amor más grande de su mejor amigo (el protagonista) es acompañarle a un evento musical también travestido. 

Normalización de uniones homosexuales y vientres de alquiler

Presentan a una pareja de de mujeres lesbianas (por supuesto, exitosas, guapísimas y con pasta) que gracias a una donación de espermas tuvieron un hijo en un vientre de alquiler. Presentan esta situación completamente normalizada, como si fuera el pan de cada día. 

Promoción del aborto

Una de las protagonistas, que mantiene relaciones sexuales con el chico del vientre de alquiler, (el hijo de las mujeres lesbianas) se queda embarazada. Esta chica sobrevive sola, porque ha sido abandonada por sus padres. Su situación es precaria económica y emocionalmente. 

Evidentemente, cuando se entera que va a ser madre decide abortar. Se le ve ir a la clínica nerviosa, pero encuentra en apoyo de una mujer que está acostumbrada a practicarse abortos. Pero de las consecuencias reales sobre un aborto, no se menciona nada. A los ojos del espectador es meramente una operación ambulatoria. 

Sí, este es el contenido actual que está disponible para los adolescentes del mundo. Cómico, supuestamente educativo, abierto y tolerante. Ahora, dígame que esto no es propaganda del nuevo ministerio de la verdad y su departamento de teleprogramas. 

Ya sabe, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

La entrada Netflix al servicio del Ministerio de la Verdad se publicó primero en Actuall.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets