Buñuel, una personalidad compleja


No tengo especial admiración por la obra Luis Buñuel. Pero reconozco que, en su generación, su cine fue de lo mejor que se filmó. La intelectualidad de su cine es auténtica, no una impostación, no un alarde de vanidad.
Pero su persona me resulta más difícil de digerir. Para mí es como estar viendo a un demonio.
Por eso, me llamó la atención encontrar esta confesión de Buñuel:
Dejé de ser cristiano desde la adolescencia. Pero ¿creen ustedes que no tengo todavía en mi forma de pensar muchos elementos de mi formación cristiana? Entre otras muchas cosas, una ceremonia en honor de la Virgen, con las novicias en sus hábitos blancos y su aspecto de pureza, puede conmoverme profundamente
En una de sus películas, hay una conversación graciosísima entre un gendarme francés y un cura. El cura dice con toda tranquilidad: 

–Los judíos son católicos. 

–¿Y los judíos? 

–Todavía más.

Esa escena me parece tronchante y, además, se dio cuenta de una gran verdad

Atacó a la Iglesia, pero la atacaba habiendo leído, como dice Carlos Fuentes, “teniendo detrás a san Juan de la Cruz”:

Yo no soy de la “grey”, pero ¿cómo puedo negar que estoy marcado culturalmente, espiritualmente, por la religión católica?
Ojalá, lo deseo con todo mi corazón, que haya salvado su alma. Porque también dijo esto:

Culturalmente, soy cristiano. Habré rezado dos mil rosarios y no sé cuántas veces habré comulgado. Eso ha marcado mi vida. Comprendo la emoción religiosa y hay ciertas sensaciones de mi infancia que me gustaría volver a tener: la liturgia en mayo, las acacias floridas, la imagen de la Virgen rodeada de luces. Son experiencias inolvidables, profundas.
Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets