Padres digitalmente responsables

Querida Lupita:

He llegado a un punto en que ya no sé cómo controlar los video juegos a mis hijos. Pasan horas jugando y lo peor es que siempre hay violencia en ellos. Tienen 6 y 8 años y me aterra pensar qué será cuando sean adolescentes.

María G.

Hermana mía, María:

Con el título: “Padres digitalmente responsables “, la editorial Retama ha publicado un libro del Dr. Armando Duarte que contiene excelentes orientaciones para padres de familia frente a este fenómeno adictivo.

Hoy por hoy, no solo nuestros hijos sucumben ante los estímulos del internet y de las redes sociales, somos también los adultos quienes modelamos para nuestros hijos en todos sentidos.

Algunos datos comprobados sobre el impacto de esta “tecno-adicción” son señalados por el Dr. Duarte:

  1. Tienen mayor bienestar y autocontrol quienes comenzaron a usar internet a mayor edad.
  2. Presentan superiores niveles de autocontrol quienes dedican menos tiempo a los videojuegos.
  3. A mayor uso de teléfono celular, mayor consumo de drogas, alcohol y tabaco, aumentando niveles de ansiedad y depresión.
  4. A mayor uso de teléfono celular, aumenta la presencia de insomnio y bajo autocontrol.
  5. Los jóvenes que se consideran dependientes de las redes sociales pueden desarrollar niveles altos de depresión y agresividad, dificultando su adaptación social.

Los padres de familia debemos hacernos conscientes de esta realidad y actuar con firmeza por el bien de nuestros hijos.  Es tiempo de hacer cambios radicales y privilegiar el amor, la convivencia, el diálogo constante en casa.

Entre las actividades preventivas y correctivas que los padres pueden llevar a cabo para proteger a sus hijos, se recomiendan:

  1. Planear tardes o noches de juegos de mesa en casa.
  2. Dieta saludable de uso de tecnologías, establecer tiempos permitidos y entrar siempre con una finalidad en mente.
  3. Solo entrar a las pantallas en sitios abiertos de casa, evitar usarlas en las habitaciones y menos por las noches.
  4. Favorecer el dialogo con nuestros hijos, en los traslados cotidianos, antes y después de comer, antes de dormir.
  5. Para los pequeños, cambiar juegos violentos por juegos educativos.

Los padres podemos contar con la luz de la verdad para discernir lo que debemos y no debemos hacer.  Nuestra oración perseverante y la preparación adecuada en los temas a afrontar, harán de nuestros hijos, personas de bien.

Lupita Venegas/Psicóloga

Facebook: lupitavenegasoficial

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets