Lo recaudado por la Limosnería Vaticana es distribuido a los pobres

Pastoral para la Comunicación.- De acuerdo con el Cardenal Konrad Krajewski, actual “Limosnero” del Papa Francisco, su función es “vaciar la cuenta del Santo Padre para los pobres, según la lógica del Evangelio”. (EPC). En este sentido según la información vertida por la Santa Sede, durante el año de 2018, la Limosnería Apostólica Vaticana, que realiza un trabajo caritativo en nombre del Papa, distribuyó cerca de tres millones y medio de euros a los pobres, sin distinciones. Esos valores fueron generalmente utilizados en el pago de cuentas y alquileres.

El Papa León XIII confió a la Limosnería el poder de conceder la Bendición Apostólica a través de pergaminos. Con los recursos financieros colectados por los pergaminos, unidos a otras donaciones, la entidad vaticana, en nombre del Santo Padre, entrega a todos los que pasan por dificultades. Esas actividades caritativas son realizadas diariamente sin un servicio de divulgación. La Limosnería mantiene refectorios para los pobres; administra un ambulatorio médico, duchas y barbería para los sin-techo, además de dormitorios, así como el apoyo en donaciones para diversas partes del mundo.

El origen de ese tipo de caridad eclesial remite a las primeras comunidades cristianas, cuando los diáconos eran designados para cuidar de los pobres. Años más tarde, los Papas confiaron esa tarea caritativa a un personaje titulado Limosnero (nombre que apareció por primera vez, en el siglo XIII, en una Bula de Inocencio III. De ahí surgió oficialmente la Limosnería Apostólica.

 

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets