El valor de la cultura

José Andrés Guzmán Soto

Con mucha frecuencia escuchamos a la gente juzgar a otros con el calificativo de cultos porque cuentan con muchos estudios y saberes; mientras que al contrario, llaman incultos a quienes no tienen estudios como si la cultura de una persona se midiera por tener un título o un posgrado. Es una forma de medir la cultura de alguien de manera errónea porque nadie es inculto, es decir, todos somos cultos porque contamos con un bagaje cultural que hemos recibido desde nuestro nacimiento y que se ha ido acrecentando conforme pasan los años por las experiencias y vivencias que vamos compartiendo, primero con la familia, luego en la escuela y después en el trabajo, en las diversos grupos de compañeros y amigos con quienes compartimos nuestra vida y nuestros sueños.

Decía, el filósofo Ortega y Gasset: “yo soy yo y mis circunstancias”, esto es, desde nuestro nacimiento estamos inmersos en una cultura que vamos bebiendo todos los días y que va conformando nuestra forma de ser, de relacionarnos con los demás y va forjando nuestra propia visión del mundo, de la vida, del ser humano y de nosotros mismos.

Nosotros formamos parte de una de una cultura que construimos con nuestras actitudes, acciones, leguaje, hábitos y costumbres; al mismo tiempo, nos convertimos en consumidores de esa misma cultura.

No nos olvidemos que nuestra cultura se compone de ese conjunto de valores, principios, ideas, conceptos, visiones del mundo y de la vida, religión que junto con nuestra lengua, hábitos, costumbres, tradiciones y circunstancias son nuestro alimento diario y nos han llevado a una mejor convivencia en el lugar y el tiempo que vivimos. Somos consumidores de nuestra cultura, pero también sus creadores e innovadores.

Por ello, no debemos perder esa herencia cultural que nos han legado nuestros antepasados,  cuyo legado ha sido para nosotros la base principal de nuestra formación, y de poder gozar de una vida mejor de la que vivieron nuestros mayores. Recordemos que olvidar nuestro pasado, nos puede llevar a cometer los mismos errores y peores,

Nuestra cultura es muy rica en valores y tradiciones; es muy variada en sus manifestaciones de toda índole, desde la comida, la bebida, las fiestas, las celebraciones hasta los dichos y la misma filosofía popular expresada en canciones de todo tipo desde el género ranchero hasta el romántico.

Valoremos nuestra cultura, es la imagen de nuestra patria, de nuestro México y de sus múltiples regiones y lugares; es lo que nos determina como mexicanos y como seres humanos abiertos a otras culturas para compartir la nuestra.

El valor de nuestra cultura es el valor de nosotros mismos como personas y como mexicanos.

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets