Todo lo que debes saber sobre el Altar de Dolores

Si bien hasta hace unos años apenas una docena de templos en el Centro Histórico colocaban su Altar de Dolores, cada vez son más las iglesias que buscan recuperar esta tradición. Por ejemplo, la Basílica de Guadalupe ha colocado este año un gran Altar de Dolores para que los miles de visitantes puedan conocer su rico significado.

Leer: Agenda de Semana Santa y Pascua 2019 en la Basílica de Guadalupe

Origen

Comenzada por los “padres servitas” (Orden de los Siervos de María) en el siglo XIII, la devoción a la Virgen de los Dolores –en particular en el Viernes de Dolores con la colocación del altar–, iniciaba con el ‘Paseo de las Flores’ sobre los puentes Roldán y la Viga. Durante el paseo, la gente cortaba flores a su paso para llevarlas a los portones de sus casas y así adornar el altar de la Virgen. El altar ya estaba preparado con las aguas tradicionales que se repartían entre la gente, pues venían acaloradas por el paseo. Se dice que los visitantes preguntaban: “¿Ha llorado la Virgen?”. Los anfitriones decían que sí, y mostraban las aguas que repartían para beber.

Altar de Dolores

Altar de Dolores

Razones de un deshuso

Antiguamente la advocación dolorosa de la Virgen María tenía dos fechas festivas en el calendario litúrgico: el Viernes de Dolores (viernes anterior al Domingo de Ramos) y Nuestra Señora de los Dolores (el 15 de septiembre), pero desde 1969 el Papa Paulo VI suprimió el Viernes de Dolores en Cuaresma y dejó el 15 de septiembre para su festividad. Sin embargo, en México, desde el régimen de Porfirio Díaz, la celebración de la Independencia comienza en la noche del 15 de septiembre y Nuestra Señora de los Dolores pasó a un segundo término.

Leer: ¿Por qué la Semana Santa cambia de fecha?

Fue la aristocracia mexicana la que conservó el tradicional Viernes de Dolores, pues en los portones que dan a las calles de San Ángel, colocaban los altares, y los niños corrían de puerta en puerta, rezando rosarios para obtener un jarrito de agua fresca. Esta fiesta forma parte del abanico de tradiciones que San Ángel, en la alcaldía Álvaro Obregón, aún conserva.

El Altar

Hay quienes aseguran que el Altar de Dolores no debe llevar el tabernáculo con la vid (una cajita adornada con uvas rojas en su interior), que deben ser manzanas en lugar de naranjas, que las banderas son para ‘alegrar’ a la Virgen, etcétera. Esta tradición, al igual que las Ofrendas en el Día de Muertos, tiene diferentes formas de realizarse y diferentes significados para sus elementos, aunque todavía son pocas las personas que conocen la tradición del Altar de Dolores en general.

Estos son los elementos más comunes y su significado:

Imagen central: La Virgen María en su advocación de Dolorosa, de la Piedad, de la Soledad o de las Angustias, puede ser en pintura, cuadro o en estatua de bulto o de vestir.

Leer: Esta es la agenda del Papa Francisco para Semana Santa y Pascua 2019

Flores: Las flores son símbolo de vida y belleza, y acompañan a la Virgen María. En el Altar de Dolores deben ir marchitas, y si es posible, de color morado, símbolo de la tristeza.

Flores en el Altar de Dolores

Flores en el Altar de Dolores

Aguas: Deben ser de diferentes colores, en especial: blanco, verde, anaranjado y rojo (horchata, chía, limón, melón, naranja, sandía o jamaica) y representan la pureza de la Virgen, la esperanza de María en la Resurrección de su hijo, el atardecer del Calvario durante la crucifixión y la sangre derramada por Cristo para la redención de los hombres.

Las aguas se ofrecen a quienes visitan a la Virgen y rezan un rosario a su lado. Simbolizan que a través de la intercesión de María, los visitantes recibirán el agua de vida eterna. Otros consideran estas aguas como ‘las lágrimas de la Virgen’.

Aguas en el Altar de Dolores

Aguas en el Altar de Dolores

Semillas germinadas: Al inicio de la Cuaresma se siembran en macetas semillas de trigo, chía y cebada; deben germinar para el viernes. Los cereales en crecimiento simbolizan la nueva vida que Jesús ha participado al mundo con su muerte y el trigo en particular simboliza la hostia en donde Cristo se hace presente.

Vid: Algunos altares también incluyen la presencia de las uvas, pues de ellas habrá de surgir el vino que en la Misa se convertirá en la sangra de Cristo que alimenta y redime a los creyentes.

Naranjas y banderas doradas: Sobre las naranjas agrias se insertan pequeñas banderitas que ancestralmente fueron de oro volador, pero pueden ser de papel brillante. Este elemento significa que sobre el agrio y amargo sentimiento por la muerte de Cristo hay estandartes de gloria que anuncian su Resurrección.

Altar de Dolores

Altar de Dolores

Monograma de la Virgen: Se realiza con pétalos de rosa marchita.

Corazón atravesado de las lágrimas de María: Un corazón hecho de cualquier material con las siete espadas que simbolizan los dolores sufridos por la Virgen: la profecía de Simeón, la huida a Egipto, la pérdida del niño Dios en el Templo, Jesús y María se encuentran en el camino a la Cruz, Jesús muere en la Cruz, Jesús es bajado de la Cruz y puesto en los brazos de María, y Jesús es sepultado.

Elementos de la Pasión: Los clavos, el martillo, la corona de espinas, el gallo, la esponja, el pilar, el INRI, la caña, los dados, la lanza y la cruz sin Jesús también se colocan a los pies del altar.


Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets