Sobre un escrito del obispo Schneider

Monseñor Athanasius Schneider, obispo auxiliar de Kazajistan, ha publicado un artículo en el que propone qué hacer si un obispo es hereje.

Sobre el tema de un papa herético, ya escribí uno o varios posts: un papa no puede ser herético. Una cosa es que el papa no sea infalible cuando no habla ex cathedra, y otra cosa es la herejía que implica pertinacia en el error después de haber sido advertido por la autoridad eclesiástica. Que un obispo se muera creyendo una tesis teológica errónea durante años no le convierte en hereje.
Pero, además, el obispo Schneider me va a permitir que respetuosamente haga una crítica a su artículo. La médula de su escrito radica en que ofrece una sugerencia de medidas establecidas para obrar en caso de un papa herético. Esas medidas que él propone (y que son la esencia de su escrito) son las siguientes en color granate, en negro coloco mis anotaciones:
Un Papa no puede ser depuesto en ninguna forma y por cualquier razón, ni siquiera por la herejía. Si un papa es pertinaz en el error y sigue en el ejercicio de su potestad de jurisdicción, ¿no usará esa potestad para defender su autoridad, bien sea definiendo magisterialmente su postura, bien sea ordenando el silencio de sus detractores, bien sea deponiendo estas normas que propone el obispo Schneider? El conocimiento de la naturaleza humana parece indicar que será así.
Todo Papa recién elegido al entrar en su cargo está obligado en virtud de su ministerio como el maestro supremo de la Iglesia a prestar el juramento de proteger a todo el rebaño de Cristo de los peligros de las herejías y evitar en sus palabras y hechos cualquier apariencia de herejía en el cumplimiento de su deber de fortalecer en la fe a todos los pastores y fieles.
Ese juramento no sirve de nada. Todo hereje afirmará que sigue siendo ortodoxo y que no ha incumplido ningún juramento. Además, eso de la “apariencia de herejía” es la cosa más inconcreta del mundo. Hasta la Biblia parece hereje en no pocos pasajes.
Un Papa que está propagando errores teológicos obvios o herejías o ayudando en la propagación de las herejías por sus acciones y omisiones debe ser corregido obligatoriamente de forma fraterna y privada por el Decano del Colegio de Cardenales.
Curioso que ponga como norma canónica algo que está en la misma razón de ser cardenal. Ya puestos, otra norma podría ser que los cardenales deben aconsejar al papa.
Después de fracasar las correcciones privadas, el Decano del Colegio de Cardenales está obligado a hacer pública su corrección. Junto con la corrección pública, el Decano del Colegio de Cardenales debe hacer un llamado a la oración por el Papa para que recupere la fuerza para confirmar sin ambigüedades a toda la Iglesia en la Fe.
Imaginemos que el subdirector de un hospital hace público que el director está envenenando a los pacientes. Pero que pide oración para no siga haciéndolo. ¿Quién piensa que todo seguirá igual al día siguiente de dar la rueda de prensa?
Al mismo tiempo, el Decano del Colegio Cardenalicio debería publicar una fórmula de Profesión de Fe, en la que se rechacen los errores teológicos que el Papa enseña o tolera (sin nombrar necesariamente al Papa).
La Tradición, desde el principio, es que el recurso último en cuestiones de fe es el sucesor de Pedro. En esta normativa habría un recurso al decano después del recurso al sucesor de Pedro. El recurso último sería doble. Habríamos sustituido una construcción lógica sencilla y sólida por una que es un laberinto de complejidades eclesiológicas y que sumergiría a los fieles en un oleaje de dudas y críticas. La Iglesia se hundiría en un mar de luchas partidistas.
Si el Decano del Colegio de Cardenales omite o no realiza la corrección, el llamado a la oración y la publicación de una Profesión de Fe, cualquier cardenal, obispo o un grupo de obispos debe hacerlo y, si es que los cardenales y los obispos omiten o no lo hacen, cualquier miembro de entre los fieles católicos o cualquier grupo de fieles católicos deben hacerlo.
En vez del doble criterio último de verdad en la defensa de la fe (papa y decano) habilitaríamos a todos. Ya no habría ningún recurso posible a la autoridad papal, todos estarían habilitados. ¿No es precisamente la acusación de herejía lo que ha justificado a todo hereje a levantarse contra la autoridad eclesiástica? Autoridad eclesiástica que sigue un curso jerárquico natural desde antiguo: apelación al propio obispo, apelación al arzobispo o patriarca, apelación a un sínodo provincial, apelación a Roma. Roma locuta, causa finita, a sabiendas de que solo es infalible si declara algo como infalible. El nuevo sistema que propone el obispo es nuevo y tiene todas las ventajas de ser extraordinariamente laberíntico en lo jurídico. Daría lugar a todo tipo de vueltas y revueltas en el devenir concreto de lo que producirían esas normas.
El Decano del Colegio de Cardenales o un cardenal, un obispo o un grupo de obispos, un católico fiel o un grupo de fieles católicos que hicieron la corrección, apelaron a la oración, y la publicación de la Profesión de Fe no puede ser sujeto a sanciones canónicas o castigos o ser acusados de falta de respeto hacia el Papa por este motivo.
Toda persona, toda, que se resista al papa, por lo que sea, añadirá la alegación de desviación de la fe o apariencia de desviación de la fe. Con esa añadidura evitará cualquier sanción. El obispo kazajo dirá que solo se aplica en ese caso, pero todos los desobedientes alegaran que están en ese caso.
Conclusiones.
Primero: Salvo unas poquísimas excepciones, excepciones que podemos encontrar para todo, incluso para los dogmas de la Virgen María, nunca se ha afirmado que un papa pueda ser hereje. Solo en la época del conciliarismo se resucitó esa cuestión como asunto teórico.
Segundo: Las normas que propone el citado obispo darían carta de naturaleza a la desobediencia, a toda desobediencia.
Tercero: Rompen el principio de autoridad en la Iglesia, son una ruptura de la tradición respecto al modo de afrontar las disputas en materia de fe.
Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets