He movilizado a una legión de monjas, pero ya se ve que ha resultado insuficiente


Después de las elecciones en España, ha quedado claro que la mitad del electorado, perdón, que la mitad del país entero está a favor de posturas radicales en lo relativo a la religión y a todas las cuestiones sociales (identidad de género, etc.) que entran en relación con la religión.
Las fuerzas creyentes en la Iglesia llevan años intentando movilizar al electorado para que se alejen de esas fuerzas anticlericales. Pero, a estas alturas del año 2019, solo queda constatar que la Iglesia, como mucho, solo podría influir en una tercera o cuarta parte del censo electoral. Los resultados de las elecciones generales son claros para el que sepa leer esos números.
Con los medios de comunicación y la imposición de lo políticamente correcto, podemos estar bien seguros que en cinco años más, esa “tercera parte” va a quedar reducida a una fracción testimonial. El chivo expiatorio de los grupos de presión ya está preparado.
Todo esto no me sorprende nada, absolutamente nada. Cualquier otro resultado hubiera sido una primavera engañosa, un veranillo que dura una semana. Todo Occidente está siguiendo un mismo camino. Me alegro de haberme ahorrado tantos telediarios y debates, menos mal que los he empleado en ver documentales, programas de viajes y películas.
No hay nada que hacer. Podemos salvar a personas, pero Occidente está sentenciado, hace ya una generación que escogió libremente alejarse del Evangelio. En Europa, vamos camino del “imperio”. La “república” irá enfermando poco a poco. Nos espera una época de Julios Césares, de Napoleones. Probablemente, cada país tendrá su reyezuelo. En unas naciones la decadencia de la democracia tomará un aire de derechas, patriótico; en otros de izquierdas, más progresista; en otros de centro, más pragmático. Pero la rusificación de nuestras democracias resulta imposible de evitar.
Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets