Domingo de Ramos: ¡Las palmas arriba para recibir a Jesús!

Hoy finaliza el tiempo de Cuaresma, y el calendario litúrgico marca el inicio de la Semana Santa con la celebración del Domingo de Ramos, día en que el cristianismo recuerda la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, y la aclamación que, con ramas de olivo y palma, le hicieron sus seguidores para reconocerlo como Hijo de Dios.

Si bien las parroquias capitalinas celebran este día con la llamada Procesión de las Palmas, una de las más llamativas se realiza en la Parroquia de San Juan de Dios, en el Centro Histórico, donde la comunidad entera, con las palmas a todo lo alto, participa en este acto de piedad popular.

Leer: ¿Para qué se usan de las palmas benditas del Domingo de Ramos?

El padre Lucas León, párroco del recinto, señala que la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén debe ser alegre, por la que a dicha escenificación se le añaden dos elementos de fiesta a la mexicana: la danza de los chinelos y la banda musical, lo que la hace muy atractiva hasta para las personas que sólo andan de paseo por la zona.

“El fin es evangelizador –explica el padre–. Tratamos de compartir el mensaje de amor a través de esta representación: la gente ve a los apóstoles y le dan ganas de participar, pero más cuando ven la romería que arman los chinelos; muchos se unen a su danza, que es muy atractiva. ¡Así es como celebramos nosotros este acontecimiento!”.

Además de la procesión y la bendición de las palmas, la Misa tiene otro momento significativo: la lectura de la Palabra, que evoca la Pasión del Señor, de ahí que el color litúrgico de esta celebración sea el rojo.

Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets