5 reflexiones del Papa Francisco sobre el deporte

El Papa Francisco recibió en audiencia a los integrantes de la Liga Nacional Italiana de Aficionados, organismo que tiene más de un millón de miembros de 12 mil asociaciones. Este encuentro sirvió para que el Santo Padre reflexionara sobre la importancia del deporte para el crecimiento personal y el fortalecimiento de los lazos familiares. Aquí te presentamos cinco de las principales frases de su discurso:

1. Correr con un objetivo

Siempre debemos esforzarnos por aclarar los objetivos que nos impulsan a levantarnos y trabajar todos los días, ¡y siempre nos adelantamos con un objetivo! No significa que siempre podamos ganar -no sería realista-, sino que debemos tener claro a dónde vamos y hacia dónde nos llevan nuestros esfuerzos.

Leer: Papa: Que el deporte transmita a los jóvenes la pasión por la vida

2. Espíritu de equipo

“Mantengan la alegría de jugar y difúndanla entre quienes los observan o los alientan; sean conscientes de que el estilo con el que afrontan el deporte es un modelo para sus compañeros y puede afectar, positivamente o no, en su forma de actuar”.

3. Sobre la constancia

Aclarar y mejorar nuestros objetivos es un ejercicio que nunca se termina y que debe resumirse todos los días, diría que casi a cada momento, para estar cada vez más conscientes de lo que estamos haciendo y los medios más adecuados para lograr el resultado”.

Leer: Papa: que el deporte favorezca la cultura del encuentro

3. Sobre el respeto al oponente

“Implementar este propósito es muy importante, pero no es fácil, y requiere un buen autocontrol, que se adquiere a través del entrenamiento y cuidado interno de la vida espiritual, así como la física, porque cada uno de nosotros está hecho de una unidad. de cuerpo y mente, y uno no puede sentirse bien si se descuidan las necesidades del otro”.

4. Jugar en familia

“Cuando en la familia se pierde la capacidad del juego con los hijos, se pierde también una dimensión muy importante (…) el juego no es solamente en el estadio, en el momento del partido, sino que va más allá, abarca también a las familias”.

5. No perder la alegría

“Aficionado (dilettante, en italiano) significa precisamente ‘quien se deleita’, quién disfruta; y los aficionados siempre deben recordar -incluso si un día se convierten en profesionales- que la alegría es el alma del juego”.


Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets