Hoy es un jueves soleado y primaveral

Esta foto muestra cómo comenzamos la misa diaria en mi convento. Todos los días es así. Sencilla, pero arreglada. El estilo hippy para quien le guste.

Las normas para el ayuno cuaresmal entre los ortodoxos son las siguientes: Se anima a no comer nada en el primer día de la Cuaresma; el jueves y el viernes a no comer nada hasta la caída del sol. Y en las siguientes semanas a no tomar ningún producto de origen vegetal: ni carne ni pescado ni leche, tampoco alcohol. En los fines de semana, se propone hacer una sola comida al día.
Durante la Semana Santa, se procura hacer solo una comida al día, antes de ir a los oficios del atardecer. Como es lógico los fieles hacen lo que pueden según sus fuerzas. No todos siguen estas recomendaciones de forma estricta.
Como estas prácticas eran demasiado duras para algunos lectores de este blog, algunos han decidido sustituirlas por otros sacrificios: tales como no tomar chocolate o no tomar más de media tableta al día. Otros han sustituido estos duros ayunos ruso-alimenticios por el sacrificio de no ir al casino desde el lunes al miércoles. Algún otro ha sustituido estas medidas tan duras por no criticar o, al menos, contar hasta tres antes de hacerlo. Una mujer ha dicho que sustituirá todos estos ayunos ortodoxos por el sacrificio de no hablar, durante la Cuaresma, de la sociedad patriarcal que oprime a las mujeres; o que si habla de ello, al menos, tratará de hacerlo sin violencia verbal.
Una última cosa: Ayer en Alcalá cayó una granizada que, en un momento dado, se transformó en una brevísima, pero intensa nevada. Cambiando de tema, aquí está el audio del sermón de ayer en mi convento.

Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets