Gisotti: Francisco constructor de puentes en camino entre la gente

Giada Aquilino - Ciudad del Vaticano

La serenidad, la atención a las personas y a los demás, la escucha, la sinodalidad son algunas de las palabras clave de este Pontificado en la reflexión del director interino de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, a seis años de la elección del Papa Francisco. Aquel 13 de marzo de 2013, saludando a los fieles de la Plaza de San Pedro y del mundo entero desde el balcón central de la Basílica Vaticana, el Pontífice comenzó lo que él mismo definió inmediatamente como un "camino de fraternidad, de amor y de confianza". De esto dio testimonio unos meses más tarde, con la visita a los migrantes llegados a Lampedusa: un viaje, el del 8 de julio de 2013, que "no estaba programado", simplemente sentía que tenía que "ir", como él mismo tuvo la oportunidad de explicar. Una preocupación que no ha cambiado seis años después, como explica el portavoz del Vaticano.

R. - El Papa muestra que los migrantes son personas y no números y lo hace porque les presta una atención constante, mientras que vemos que, lamentablemente, a menudo, los medios de comunicación hablan sobre los migrantes cuando hay una crisis grave, el naufragio de un barco o situaciones de emergencia por una guerra. Además de su primer viaje a Lampedusa, ha habido muchos gestos de proximidad, de cercanía a los migrantes, incluso en sus viajes, pensemos en el campo de refugiados de Lesbos, hasta el punto de llegar a la estricta actualidad, Marruecos: dentro de unas semanas el Papa también irá a un centro de Caritas para migrantes en su viaje apostólico; luego, incluso en el próximo viaje, a Bulgaria y a la República de Macedonia del Norte, tendrá un momento de cercanía a los migrantes porque visitará un campo de refugiados.

La apertura de la Puerta Santa en Bangui, la reconciliación en Colombia, los Rohinyá en Asia: ¿son diferentes caras del compromiso del Papa con la paz?

R. - Absolutamente. Francesco realmente honra el nombre que lleva. Obviamente, cuando se celebraron las elecciones hace seis años, a todos nos sorprendió el nombre "Francisco", Francisco de Asís, el hombre de paz, el pobrecillo que intentó con esperanza contra la esperanza siempre la forma de diálogo; pensemos también en el encuentro con el sultán Al-Kamil Al-Malek, que fue mencionado recientemente en el viaje a los Emiratos Árabes Unidos. Francisco honra su nombre, pero también su ministerio: Pontífice, constructor de puentes. A veces olvidamos esta dimensión propia de los Papas. Francisco realmente, como hemos visto tantas veces, no sólo con palabras, sino quizás aún más con gestos, allí donde hay muros, rompe estos ladrillos para construir puentes que pasan en el medio. Creo que ésta es una constante del Pontificado, que seguimos viendo todos los días.

¿Qué representan las homilías de las Misas matutinas en la Casa Santa Marta en este Pontificado?

R. - En mi opinión son el corazón del Pontificado, porque allí el Papa se encuentra con el Pueblo de Dios en el momento fundamental para un sacerdote, para un obispo, el Papa es el obispo de la diócesis de Roma. A través del encuentro con la Eucaristía y con los fieles nacen estas homilías, que son un depósito extraordinario, porque si se van a ver los grandes documentos del Pontificado, se nota con qué frecuencia recuerdan o se inspiran directamente en las homilías de Santa Marta. Realmente creo que, incluso después de seis años, se puede decir que ésta es una de las cosas más bellas, más novedosas. ¡Es precisamente el corazón del Pontificado!

La amistad del Papa con el Gran Imán de Al Azhar Ahmad Al-Tayyeb y con el Patriarca de Constantinopla Bartolomé I, muestra cómo el diálogo caracteriza el compromiso de Francisco…

R. - Desde los primeros pasos de su pontificado, el Papa Francisco nos habló de la "cultura del encuentro" que pone en práctica sobre todo con el tema de la amistad. Vi, por ejemplo, con gran emoción, la amistad con el Gran Imán Al-Tayyeb, presente en Abu Dhabi; vi cómo se buscaban el uno al otro también en la cercanía y en la proximidad,  conscientes de que la firma de la "Declaración Común sobre la Fraternidad Humana" era un gesto profético y valiente del que sin duda ya cosechamos los frutos, que cosecharemos también en el futuro. Así que el tema del diálogo es algo que está en el corazón del Papa y que siempre lo ve con este binomio diálogo-amistad. Nunca es un diálogo con un propósito específico sino que  es un diálogo que surge del encuentro y esto lo podemos decir ciertamente por Al-Tayyeb, pero también por muchos otros líderes religiosos y no sólo de ellos.

El compromiso con la protección de los menores marcó este pontificado: el encuentro que se acaba de celebrar en el Vaticano se criticó por la falta de frutos concretos. ¿Cuáles son los resultados?

R. - Fue un encuentro necesario. Muchos dudaban de la conveniencia de celebrar este encuentro, mientras que el Papa dio demostración de valor en este sentido y también, en mi opinión, valor profético, porque por primera vez -ante un terrible escándalo que pone en peligro no sólo la credibilidad, sino también, por algunos aspectos, la misión misma de la Iglesia- quiso convocar a todos los presidentes de los episcopados. Por lo tanto, el Papa quiso decir, en primer lugar, que a un problema global debe darse una respuesta global. Luego, obviamente, está el tema de la concreción, de las medidas concretas. En este sentido, al final del Encuentro sobre la Protección de Menores, se anunció el así llamado follow-up, es decir, los pasos a seguir, la próxima publicación de un Motu Proprio, la publicación de un Vademécum de la Congregación para la Doctrina de la Fe y toda una serie de reglamentos, y también la iniciativa de los grupos de trabajo, es decir, de expertos que puedan ayudar a las Conferencias Episcopales a ejercer una actividad de protección de menores. Hay que decir también que para Francisco lo fundamental -lo hemos visto- es la conversión de los corazones, que viene de la escucha de las víctimas.

El Papa ha convocado tres Sínodos y ha cambiado su funcionamiento: con estas elecciones ¿en qué dirección está llevando la Iglesia?

R. – Él tiene esta visión de una Iglesia "extrovertida" y de una Iglesia "hospital de campo". La Iglesia  en salida presupone que camine, toda. Y "sinodal" significa caminar juntos. Éste es el espíritu con el que Francisco está viviendo esta dimensión suya también como pastor, como dijo al comienzo de su pontificado hace seis años, con el pueblo, delante del pueblo, pero también entre el pueblo, detrás del pueblo, como, al fin y al cabo, un buen pastor debe hacer siempre con su rebaño. Y luego el "hospital de campo" de la Iglesia. Lo vimos con el Encuentro sobre la protección de los menores, una Iglesia que tiene el valor de inclinarse sobre las heridas de las mujeres y los hombres de nuestro tiempo. Es bueno pensar -y esto es un poco la visión de Francisco- que la Iglesia no es sólo un faro que ilumina desde lejos, sino una antorcha que ilumina y lo hace caminando con el Pueblo de Dios.

Un recuerdo, una imagen, un reflejo del Papa que te ha impresionado en estos seis años, pero también en estos dos meses y medio como director interino de la Oficina de Prensa de la Santa Sede...

R. - Es su serenidad. Nosotros obviamente vivimos y no podemos esconderlo -el Papa mismo no lo esconde- en un momento muy delicado, sobre todo por el terrible escándalo de los abusos. Sin embargo, a pesar de esta gran conciencia y también de este coraje para afrontar esta situación, Francisco no pierde su calma, su serenidad. Y en efecto - mirándole incluso en privado, me conmovió, por ejemplo, verle rezar muy de cerca - se ve exactamente un hombre en paz. Es una paz que obviamente no viene del mundo, sino que viene de Dios. También a mí, en un momento difícil, porque mi tarea nació de una manera totalmente inesperada, en un momento incluso con dificultades objetivas diarias, el Papa me dijo personalmente, en más de una ocasión: "No te dejes llevar por la amargura, está sereno". Lo dice como padre, de una manera paternal, y me da la fuerza y el coraje para seguir adelante, con un espíritu de esperanza, sabiendo que el Santo Padre vive con una fuerza y serenidad tan grande este momento y las dona también a nosotros.

Vista nuestra página de Youtube y la Playlist videos históricos

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets