El Festival Cultural en los templos de la zona Centro de Guadalajara

Martha Elena Vallejo Macías*

Como oportunamente lo anunció este Semanario, del 17 al 25 de febrero algunos templos de la zona Centro de Guadalajara se unieron a las actividades organizadas por el Ayuntamiento de Guadalajara, que comenzaron con la misa que presidió en la Catedral el arzobispo emérito de León, J. Guadalupe Martín Rábago ante las autoridades civiles y muchos concelebrantes y fieles, el día en que Guadalajara cumplió 477 de haberse fundado.

Luego de la presentación del ensamble vocal Tsaäts, la noche del domingo 17, en el templo de Santa Teresa y del grandioso concierto para órgano que ofreció al día siguiente Adrián Rojero en la Catedral Metropolitana, del que ya ofreció el Semanario una reseña, programa repetido en el Santuario de Guadalupe el jueves 21, y en el que tal vez como nunca se escuchó el sonido del monumental órgano Riojas – Tamburini, interpretando composición de Juan Sebastián Bach, Domingo Lobato, del concertista, de Manuel Cerda, de Ramón Noble, de Léon Boëllmann y de Louis Vierne, para deleite de los melómanos que ahí se dio cita, siguieron las presentaciones que aquí se condensan.

En el Santuario de San José de Gracia

La noche del viernes 22, el majestuoso recinto, con muy buena asistencia, sirvió al Ensamble Camerata, compuesto por Gerardo Ramos (piccolo y flauta), Marco Helio Mondragón Álvarez (guitarra clásica) y Sergio Ángel Sandoval Antúnez (viola de gamba), que recrearon con esmero obras compuestas por John Dowland, Michael Praetorius, Gabriel Fauré, Maurice Ravel, Francisco Tárrega, Carlo Domeniconi, Eduardo Martín, Astor Piazzola e Isaac Albéniz, muy aplaudidas por la audiencia.

En el Sagrario Metropolitano

El sábado 23, bajo la cúpula del recinto que después de la Casa de Misericordia, hoy Instituto Cultural Cabañas, mejor condensa en la capital de Jalisco los aires nuevos que trajo a la arquitectura en México el clasicismo del siglo XIX, posible, en este caso gracias al talento de los arquitectos José Gutiérrez (1766-1835) y su discípulo Manuel Gómez Ibarra (1810-1896), el Coro Infantil San Luis Gonzaga, compuesto por veinte infantes y bajo la conducción de su fundador y director Ernesto García Preciado, ofreció esa noche un florilegio musical de los siglos XVII al XXI, de Licinio Refice, Amadeus Mozart, Ignacio Jerusalem, Giulio Caccini, Henry Purcell, de Jesús López, Franz Schubert, Robert Prizeman y Paco Padilla, a una audiencia que escuchó atenta y conmovida las delicadas voces de los ejecutantes.

Homenaje a Magdalena González Casillas

Cerró el periplo de estas actividades un emotivo concierto en el templo de Santa Teresa, el mediodía del domingo 24 de febrero, ante un concurso muy nutrido de asistentes, que disfrutaron a tope la brillante participación de la soprano Dolores Moreno Azpeitia, acompañada por el organista Antonio Frausto Zamora, quienes además de recordar el nacimiento de Guadalajara con obras novohispanas del archivo musical catedralicio tapatío de Manuel de Sumaya, Ignacio Jerusalem y Vicente Ortiz de Zárate, rindieron homenaje póstumo a la maestra Magdalena González Casillas, quien falleció en Guadalajara el viernes 22 de febrero, razón por la cual tomaron parte en el concierto miembros del Seminario de Cultura Mexicana, corresponsalía Guadalajara, y de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística.

Sirvió de colofón al concierto in memoriam, muy gustado por todos, una semblanza de la escritora, que leyó la maestra Silvia Quezada, en homenaje a quien fundara la Maestría en Lengua y Literaturas Mexicanas en la Universidad de Guadalajara e iniciara profundas “líneas de investigación para la cultura regional” que ahora muchos transitan.

*Presidente de Amigos del Paseo Fray Antonio Alcalde, A.C.

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets