Cómo hacer de la Cuaresma un camino de conversión

La Cuaresma es, en palabras del Papa Francisco, un camino de verdadera conversión.

El periodo que inició este miércoles con la imposición de la ceniza es un momento invaluable para reencontrarnos con Dios de cara a la Pascua.

En su Mensaje para la Cuaresma 2019, el Papa Francisco nos explica que este tiempo es “una llamada a los cristianos a encarnar más intensa y concretamente el misterio pascual en su vida personal, familiar y social”.

Además, nos recuerda las tres prácticas fundamentales para vivir este periodo litúrgico: oración, penitencia y caridad.

La oración es comunicarnos con Dios en un diálogo amoroso. Es hablar, seguros de que Él nos oye; es silenciar los ruidos para escuchar lo que Él nos dice, en una relación que debe cultivarse cada día.

Leer: ¿Qué es la oración? Aprende a silenciar los ruidos para escuchar a Dios

La penitencia, por su parte, implica ayuno y abstinencia, pero con un sentido  que nos lleve a renunciar a ciertas comodidades y aceptar con humildad y sentido cristiano las circunstancias adversas que se presentan en la vida cotidiana. También es una época propicia para acudir al Sacramento de la Reconciliación.

Leer: Por qué la penitencia nos ayuda a crecer el espíritu

El Papa nos propone este año poner especial atención en la caridad, abandonar el egoísmo y dejar de mirarnos a nosotros mismos: “Hacernos prójimos de nuestros hermanos y hermanas que pasan dificultades, compartiendo con ellos nuestros bienes espirituales y materiales”.

Leer: Por qué la caridad es más que sólo regalar dinero

“Así, acogiendo en lo concreto de nuestra vida la victoria de Cristo sobre el pecado y la muerte, atraeremos su fuerza transformadora también sobre la creación”.


Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets