Caso Víquez: Allanan Arquidiócesis por abusos sexuales en Costa Rica

REDACCIÓN CENTRAL, 07 Mar. 19 (ACI Prensa).- La Fiscalía del II Circuito Judicial de San José (Costa Rica) y la Adjunta de Género informaron este jueves 7 de marzo del allanamiento de la Arquidiócesis de San José por los casos de abusos cometidos por el exsacerdote Mauricio Víquez Lizano, expulsado del estado clerical y prófugo de la justicia; y por el proceso que se sigue al P. Manuel Guevara Fonseca.

En un comunicado la Fiscalía informó que “en las acciones operativas participan tres fiscales y se llevan a cabo en las sedes del Tribunal Eclesiástico, en Barrio México, y de la Curia Metropolitana, en San José, y tienen como objetivo recabar prueba documental relevante para ser aportada a las causas, las cuales se encuentran en la fase preparatoria de la investigación”.

El Ministerio Público indicó que “se trata de los expedientes 18-000854-0994-PE, en el que figura como imputado Víquez Lizano, por el presunto delito de violación calificada; y la causa 19-000569-0175-PE, contra Guevara Fonseca, a quien se le investiga como sospechoso del presunto delito de abuso sexual contra persona menor de edad”.

“De momento, esta es toda la información que se puede brindar, en apego al artículo 295 del Código Procesal Penal, el cual establece la privacidad de las actuaciones en la etapa preparatoria”, resaltó el comunicado.

Al respecto, Jeison Granados, Vocero de la Arquidiócesis de San José, dijo a ACI Prensa que “estamos en total anuencia en colaborar”.

“Hoy recibimos a las autoridades  judiciales en las instalaciones de la curia metropolitana, por primera vez nos pidieron información y con mucho gusto la aportamos”, dijo el vocero.

“Confiamos en los procesos judiciales costarricenses y esperamos que la verdad de esclarezca”, concluyó.

El caso de Víquez Lizano

El exsacerdote Mauricio Víquez Lizano fue durante un tiempo vocero de la Iglesia en Costa Rica y, según Maikol Rodríguez Solera y Anthony Venegas Abarca, abusó de ellos cuando tenían 13 y 14 años respectivamente.

Ambos acusaron al Arzobispo de San José, Mons. Rafael Quirós, de haber encubierto a Víquez por supuestamente no haber actuado cuando recibió las primeras denuncias en 2003.

El Arzobispo de San José ha negado las acusaciones de encubrimiento y dijo que la denuncia formal canónica contra el exsacerdote se presentó en 2018.

En 2003, cuando recibió las acusaciones contra Víquez por primera vez en su calidad de Vicario, el entonces P. Quirós “informó al Arzobispo de San José, Mons. Hugo Barrantes Ureña. Respondiendo a esta queja y solicitud de quienes la interpusieron, el sacerdote Víquez Lizano fue removido del oficio de párroco y se decidió no iniciar ninguna acción que lesionara la buena fama de los menores afectados como en la conversación fue solicitado. A partir de ese momento nunca más tuvo oficios parroquiales”, señala un comunicado de la Arquidiócesis del 14 de febrero.

El texto indica además que quienes acusaron a Víquez pidieron 200 mil dólares cada uno, una solicitud “que fue rechazada por el Arzobispo”.

En enero Víquez fugó de Costa Rica y el 25 de febrero fue expulsado del estado clerical. Actualmente tiene orden de captura internacional.

En declaraciones recientes a Radio Fides, el Obispo Auxiliar de San José, Mons. Daniel Blanco, negó que la Iglesia conozca el paradero de Víquez y le pidió que regrese a Costa Rica para enfrentar a la justicia.

De otro lado, el P. Manuel Guevara Fonseca, también acusado de abusos sexuales contra una persona menor de edad, fue detenido el 28 de febrero, tras lo cual la Arquidiócesis de San José lo removió de su cargo de párroco.

El 1 de marzo fue liberado, pero deberá acudir al juzgado a firmar cada 15 días.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets