diciembre 2015
11-S 3-D Accion ACI Prensa Actualidad y Análisis Actuall Adolescencia Africa Agencia Zenit Agenzia Fides Agustinos Recoletos AICA Aleteia Amistad Animacion Animales Aniversarios Antigua Grecia Antigua Roma Antiguo Egipto Antiguo Testamento Año 1932 Año 1933 Año 1934 Año 1935 Año 1937 Año 1938 Año 1940 Año 1941 Año 1943 Año 1945 Año 1946 Año 1947 Año 1948 Año 1949 Año 1950 Año 1951 Año 1952 Año 1953 Año 1954 Año 1955 Año 1957 Año 1958 Año 1959 Año 1960 Año 1961 Año 1962 Año 1964 Año 1965 Año 1966 Año 1967 Año 1968 Año 1971 Año 1972 Año 1974 Año 1977 Año 1979 Año 1981 Año 1982 Año 1984 Año 1985 Año 1987 Año 1988 Año 1989 Año 1990 Año 1991 Año 1992 Año 1993 Año 1994 Año 1995 Año 1996 Año 1997 Año 1998 Año 1999 Año 2000 Año 2001 Año 2002 Año 2003 Año 2004 Año 2005 Año 2006 Año 2007 Año 2008 Año 2009 Año 2010 Año 2011 Año 2012 Año 2013 Año 2014 Año1993 Años 1910-1919 Años 20 Años 30 Años 40 Años 50 Años 60 Años 70 Años 80 Apologetica para el mundo Arquidiocesis de Durango Arquidiocesis de Guadalajara Arquidiocesis de Monterrey Arquidiocesis de Tijuana Arquidiocesis de Yucatan Arquimedios Arquimedios Guadalajara Artes Marciales Articulos Aventura espacial Aventuras Aventuras marinas Aviones Baloncesto Basado en hecho reales Basado en hechos reales Belico Biblia Biografico Blogueros con el Papa Bolsa y Negocios Boxeo Brujeria Canonizaciones Catastrofes Catequesis Ciencia ficcion Ciencia ficción Cine épico Cine familiar Cine Mexicano Cine religioso Circo Clarisas Coches/Automoviles Colaboradores Colegios y Universidad Colonialismo Comedia Comedia dramatica Comedia Romántica Comic Conferencia Episcopal de Chile Conquista de America Conversando sobre la fe Cor ad Cor Loquitur Cortometraje Crimen Cristo Cuentos Deo omnis gloria Deporte Descargable Desde la Fe Dinosaurios Diocesis de Celaya Diocesis de Matamoros Directorio Discapacidad Documental Dr. Carlos Álvarez Cozzi Drama Drama de epoca Drama romantico Drama social Ecclesia Digital Edad Media Ejercito El Observador de la actualidad El santo del dia El Santo Rosario Encuentra.com Enfermedad Enseñanza Epistolas matritensis Esclavitud Espada de dos filos Eutanasia Evangelio Evangelización en México y América Extraterrestres Familia Fantastico Fátima TV Formación Permanente Franciscanismo Franciscanos Futbol Futbol americano Futuro postapocaliptico Gatos Genio femenino Gore Gran Depresion Guerra Civil de El Salvador Guerra Civil Española Guerra Cristera Guerra de Bosnia Guerra de la Independencia Española Guerra de Secesión Guerra Fria Hebreos Historia de la OFS Historias cruzadas Historico Holocausto Homosexualismo Iglesia en Mexico II Guerra Mundial Imagenes Infancia Infantil Infocatolica InfoRIES InfoVaticana Inmigracion Intriga Juegos olimpicos La Biblia La esfera y la cruz La Oracion La Santa Misa Liturgia de las Horas Lourdes TV Magia Marionetas Marvel Comics Medicina Melodrama Mera defensa de la fe Miniserie de TV Mitologia Mitología Monstruos Musica Musical Naturaleza Navidad Nazismo Noticias Novela Nuevo Testamento O frio o caliente Obispos OFM OFS en Mexico Oraciones Padre Fabian Barrera Padre Heliodoro Mira Garcia-Gutierrez Padre Jose Antonio Fortea Cucurull Pajaros Papas Patinaje sobre hielo Pelicula de culto Peliculas Peliculas Religiosas Pintura Policiaco Politica Precuela Prehistoria Promocion Vocacional Protestantes Provida Racismo Radio Razones para nuestra esperanza Reforma o Apostasia Regnum Christi Religion Religión Remake Revolucion Francesa Revolucion Mexicana Robots Romance Rome Reports Rugby Sacerdotes Sacro y Profano San Juan de Ávila Santa Clara Santoral Satira Sectas Secuela Secuestros Semanario Serie de TV Siglo IV Siglo XII Siglo XIII Siglo XIX Siglo XV Siglo XVI Siglo XVII Siglo XVIII Siglo XX Spin-off Submarinos Superhéroes Supervivencia Surrealismo Telefilm Television Catolica Temas de historia de la Iglesia Terrorismo Thriller Thriller futurista Trabajo/Empleo Trenes Valores Vatican News Vejez Viajes en el tiempo Vida Rural Vida Rural Norteamericana Vidas de Beatos Vidas de Santos Videos Vikingos Virgen Maria Volcanes Western


Hoy he cenado en casa de la familia de la sacristana de mi última parroquia. Mesa larga, niños correteando, jovencitas consultando los mensajes de sus móviles, cuatro generaciones reunidas, tíos, primos, bisnietos vivaces. Me he marchado pronto tras la medianoche, como es habitual en mí.
Respecto al post de ayer, muchas personas me repiten que a ellos les gusta tocar el papel, sentir el libro en la mano. En mi caso prefiero sentarme en mi cómodo sillón del ordenador, totalmente ergonómico, ante una pantalla grande, colocada a la altura de los ojos, leer el libro con u tamaño en las letras que resultaría excesivo si se tratara de un libro físico, y escuchar una bonita música mientra leo.
No es ya, por tanto, sólo el objeto físico. Es la postura del cuerpo, el no cansarse mientras uno lee, la música, muchas cosas. Y eso sin contar con que he leído gruesos libros enteros leídos por la voz artificial del ordenador, desde la primera página a la última.

Sea dicho de paso, la versión de la Biblia en español más fiel al original es la Biblia de Jerusalén, sin lugar a dudas. Hubo otra mejor, pero dejó de editarse.
Bueno, empieza un nuevo año y ya tenemos un rascacielos incendiado.

 

Están dedicados los “Comentarios de Precepto” al oportuno y merecido acercamiento a determinados días del año que considera la Iglesia Católica deben ser celebrados aunque no coincida su celebración con el Día del Señor. Por eso procuramos hacer un comentario a los textos en su conjunto y no, únicamente, al texto del Evangelio que comentamos los domingos.

Los textos para el día de hoy, Santa María, Madre de Dios, establecidos en el Calendario Litúrgico, son los siguientes:

 

Nm 6, 22-27

“Habló Yahveh a Moisés y le dijo: Habla a Aarón y a sus hijos y diles: ‘Así habéis de bendecir a los israelitas. Les diréis: Yahveh te bendiga y te guarde; ilumine Yahveh su rostro sobre ti y te sea propicio; Yahveh te muestre su rostro y te conceda la paz.’ Que invoquen así mi nombre sobre los israelitas y yo los bendeciré.”

Sal 66

“Del maestro de coro. Para instrumentos de cuerda. Salmo. Cántico.

¡Dios nos tenga piedad y nos bendiga, su rostro haga brillar sobre nosotros!

Para que se conozcan en la tierra tus caminos, tu salvación entre todas las naciones.

¡Te den, oh Dios, gracias los pueblos, todos los pueblos te den gracias!

Alégrense y exulten las gentes, pues tú juzgas al mundo con justicia, con equidad juzgas a los pueblos,  y a las gentes en la tierra gobiernas.

¡Te den, oh Dios, gracias los pueblos, todos los pueblos te den gracias!

La tierra ha dado su cosecha: Dios, nuestro Dios, nos bendice.

¡Dios nos bendiga, y teman ante él todos los confines de la tierra!”

Ga 4, 4-7

“Pero, al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que se hallaban bajo la ley, y para que recibiéramos la filiación adoptiva. La prueba de que sois hijos es que Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo que clama: ¡Abbá, Padre! De modo que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero por voluntad de Dios.”

Lc 2, 16-21

“Y fueron a toda prisa, y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, dieron a conocer lo que les habían dicho acerca de aquel niño; y todos los que lo oyeron se maravillaban de lo que los pastores les decían. María, por su parte, guardaba todas estas cosas, y las meditaba en su corazón. Los pastores se volvieron glorificando y alabando a Dios por todo lo que habían oído y visto, conforme a lo que se les había dicho. Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidarle, se le dio el nombre de Jesús, el que le dio el ángel antes de ser concebido en el seno.”

COMENTARIO

María, Madre de Dios y Madre nuestra

1.- El texto del libro de los Números representa muy bien el tratamiento que Dios da, y dará, a la Virgen María, quien aceptó, en la Encarnación, ser la madre de su Hijo. Eso que dice, “que el Señor te bendiga y te proteja, que el Señor haga brillar su rostro sobre ti y te muestre su gracia, que el Señor te descubra su rostro y te conceda la paz y que ellos invoquen mi Nombre sobre los israelitas, y yo los bendeciré”. Con todo esto nos viene a decir, a nosotros, sus hijos, que hemos de bendecir a María, que hemos de reclamar su protección, que hemos de demandar, de ella, la paz e invocar el nombre de Dios. Así, de esa forma, de esa magnífica forma, podemos comenzar este nuevo año de una manera profunda pero sencilla, digna y, a la vez, llena de futuro. Que hemos de tratarla como lo que es, como Madre de Dios y Madre nuestra.

2.- Según dice el Salmo 66, ese “que los pueblos te den gracias, Señor, que todos los pueblos te den gracias” y ese “que canten de alegría las naciones, porque gobiernas a los pueblos con justicia y guías a las naciones de la tierra” nos trae al recuerdo, en este primer día del nuevo año, en este día de Sta. María, Madre, que hemos de agradecer, a Dios, a Nuestro Señor, todo aquello que somos, que nunca agradeceremos bastante, a este Nuestro Padre/Madre que nos creó a través de nuestros padres terrestres, lo que nos dio, que sólo con una vida acorde con lo que profesamos, actuaremos de forma coherente, sencilla, válida.

La tierra ha dado su fruto: el Señor, nuestro Dios, nos bendice”. Ese fruto, María, quien acepta ser la Madre de Dios y Esposa del Espíritu Santo, con su fiat, es esa bendición que Dios Nuestro Señor nos regala, que nos entrega para que hagamos nuestra Madre, nuestro amparo, nuestro gozo pues su hijo nació bajo la Ley, como bien dice la Epístola a los Gálatas, del Apóstol Pablo, de Tarso.

3.- Muchas veces nos planteamos, ante esta fecha tan simbólica, un ánimo nuevo, con ganas de comienzo, con ganas de renovar aquello que creemos debemos eliminar de nuestro comportamiento y con ganas, al fin, de crecer en cuanto personas, conocedores de que nuestro amor crece con eso. Con este día, 1 de enero, puede ser, para nosotros, o trazar, así, un camino que seguir. Y María, Madre, nos acompañará, como entonces, para darnos cobijo como lo dio a su niño Dios.

4- Los pastores venían de una pequeña tribulación. El ángel del Señor, pensemos que con toda su majestad y luz, se les apareció. Como dice Lucas (2,9) “ellos se asustaron”. Sin embargo, tras hacerles mención de lo que había sucedido: que esa esperanza tan soñada, el Mesías, el Señor, estaba ya entre ellos muy cerca, en Belén, ellos creyeron, mostraron claros síntomas de fe (al creer en lo que no había visto) y partieron en busca del pesebre.

He aquí un arquetipo de la entrega a Dios. Los más pobres, y seguramente despreciados de su pueblo, son los que reciben esa gran noticia de que Cristo ha nacido. Y ellos, sin dudarlo siquiera, partieron, raudos, ha contar lo que les había sucedido; “fueron a toda prisa”, dice el texto.

5.-Y allí estaban, como el ángel les dijo. En esa pobre morada se encontraban María, José y el niño. Este último acostado, descansando de su venida al mundo.

Siempre nos imaginamos a María y a José en actitud admirativa hacia su hijo, y así los representamos en nuestros Belenes navideños; admirados de que ilustres personajes y pobres hombres, hubiesen ido hasta aquel lejano rincón del imperio, para agradecer a Dios su amor por los hombres.

Ya María, como bien dice el evangelista “guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón” (Lc 2,19), al igual que, luego, hiciera en la presentación del niño en el templo ante las palabras de Simeón y Ana que veían, en Jesús, al Mesías esperado.

Estaban, así, contemplando, mirando, siendo los bienaventurados que aceptaron ese cargo tan comprometido de padres del Hijo de Dios, entregados por completo a la providencia del Padre.

6.- Para que no pueda decirse que los padres de Jesús no cumplían con la Ley(diría más tarde el Salvador que no había venido a abolir la Ley sino a darle cumplimiento) cuando acuden al templo a circuncidar al niño han de cumplir, ahora, con la Ley y voluntad de Dios: “concebirás y darás a luz un hijo, al que pondrás por nombre Jesús” (Lc 1,31) le había dicho Gabriel a María que, ante el temor y arrobo de esta, le infunde confianza en su mandato. Así, aceptando lo dicho por el enviado de Dios; ponen ese nombre, Jesús, al que iba a ser siempre el Emmanuel (como, siglos antes, ya profetizara Isaías, en 7,14).

7.-Confiados de este amor de María, Madre de Dios y Madre nuestra, hemos de aceptar la voluntad de Dios como ella lo aceptó, guardando en nuestro corazón aquello que, en relación al Padre, y a su Hijo, y al Espíritu Santo, pueda acaecernos ya que es allí donde está su templo, porque en este primer día del año nada mejor que comenzar abrazando a María, porque con ella abrazamos, por eso mismo, a Dios.

Y vayamos, deprisa, siempre, al encuentro de Cristo, como lo hicieron los pastores, sin miedo a lo que suceda, con una fe ilimitada.

Amén.

Sirva esta oración para agradecer, en lo que podamos, a Dios, su merced para con nosotros.

María, Madre, 
Tú que con Tu sí nos salvaste, 
Tu que con tu amor quisiste llenar nuestras vidas
Y dar, para nosotros, lo mejor de la tuya:
Tu que, con su humildad y pobreza
alegraste los ojos y el corazón de Dios,
seas bienvenida a nuestras vidas, otra vez, siempre,
ya y, aunque, a veces, podamos olvidarte,
Tú no lo hagas, no nos olvides nunca.
Amén.

Santa María, Madre Inmaculada y Virgen, Madre de Dios y Madre nuestra, ruega por nosotros. 

Los textos han sido tomados de la Biblia de Jerusalén.

Eleuterio Fernández Guzmán

 Nazareno

…………………………..

Por la libertad de Asia Bibi. 

……………………..

Por el respeto a la libertad religiosa.

……………………..

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

María, Madre de Dios, es Madre nuestra. De Dios y nuestra.

…………………………….
Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:

da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.

Ciudad del Vaticano (AICA): El papa Francisco presidió hoy las vísperas de la solemnidad de María Madre de Dios y tedeum de acción de gracias por el 2015 en la basílica de San Pedro, donde lamentó que los gestos de bondad y solidaridad no sean noticia para los medios de comunicación, pero destacó que ¨el bien vence siempre, aunque en algún momento puede aparecer más débil y escondido¨. Y en el Año Jubilar de la Misericordia, exhortó a los fieles a “ir más allá de las dificultades del momento presente” y a recuperar “los valores básicos de servicio, integridad y solidaridad”.
El papa Francisco presidió hoy las vísperas de la solemnidad de María Madre de Dios y tedeum de acción de gracias por el 2015 en la basílica de San Pedro, donde lamentó que los gestos de bondad y solidaridad no sean noticia para los medios de comunicación, pero destacó que el “el bien vence siempre”.

El pontífice exhortó a los fieles a “ir más allá de las dificultades del momento presente” y a recuperar “los valores básicos de servicio, integridad y solidaridad”.

“La Iglesia en tantas ocasiones siente la alegría y el deber de alzar su canto a Dios con estas palabras de alabanza que desde el siglo IV acompañan la oración en los momentos importantes de su peregrinar terreno”, recordó y agregó: “Es la alegría del agradecimiento que casi espontáneamente fluye de nuestra oración para reconocer la presencia amorosa de Dios en los acontecimientos de nuestra historia”.

Francisco reconoció que con frecuencia “sentimos que en la oración no basta solo nuestra voz. Ella necesita reforzarse con la compañía de todo el pueblo de Dios, que al unísono hace sentir su canto de agradecimiento. Por ello, en el Te Deum pedimos la ayuda de los ángeles, de los profetas y de toda la creación para alabar al Señor”.

“Con este himno, recorremos de nuevo la historia de la salvación”, pidió.

El Papa sostuvo que “en este Año Jubilar asumen una especial resonancia las palabras finales del himno de la Iglesia: ‘Esté siempre con nosotros, o Señor, tu misericordia: en ti esperamos’. La compañía de la misericordia es luz para comprender mejor cuanto hemos vivido, y esperanza que nos acompaña al inicio de un nuevo año”.

“Recorrer los días del año transcurrido puede ser o como un recuerdo de hechos y acontecimientos que reportan momentos de alegría y de dolor, o bien buscando de comprender si hemos percibido la presencia de Dios que todo lo renueva y sostiene con su ayuda. Somos interpelados a verificar si los acontecimientos del mundo son realizados según la voluntad de Dios, o si hemos escuchado principalmente los proyectos de los hombres, a menudo cargados de intereses privados, de insaciable sed de poder y de violencia gratuita", detalló.

“Y, sin embargo, hoy nuestros ojos tienen necesidad de enfocarse de modo particular en los signos que Dios nos ha concedido, para tocar con mano la fuerza de su amor misericordioso. No podemos olvidar que tantos días fueron marcados por la violencia, la muerte, el sufrimiento impronunciable de tantos inocentes, de los prófugos obligados a dejar su país, de hombres, mujeres y niños sin domicilio fijo, alimento o sustento”, agregó.

Francisco destacó que, sin embargo, "los grandes gestos de bondad, de amor y solidaridad han llenado los días de este año, también si no son convertidos en noticia por los noticieros. Estos signos de amor no pueden y no deben ser oscurecidos por la prepotencia del mal. El bien vence siempre, también si en cualquier momento puede parecer más débil u oculto”.

El Obispo de Roma afirmó que “no es extraña a esta condición del mundo entero. Quisiera que llegase a todos sus habitantes la invitación sincera de ir más allá de las dificultades del momento presente”.

“Los esfuerzos para recuperar los valores básicos de servicio, integridad y solidaridad pueden superar las graves incertidumbres que han dominado este año, y que son síntomas de un bajo sentido de dedicación al bien común. No falte nunca la contribución positiva del testimonio cristiano para que en Roma, de acuerdo con su historia, y su intercesión maternal de María, Salus Populi Romani, sea intérprete privilegiada de la fe, la hospitalidad, la fraternidad y la paz”, expresó.

“Nosotros te alabamos, o Dios. Tú eres nuestra esperanza. No seremos confundidos por siempre”, concluyó, antes de visitar por un breve momento el pesebre instalado en la Plaza de San Pedro.+

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

(Cfr. www.almudi.org)

 
 
 
Celebramos que Jesús es la sabiduría de Dios que viene a llenar de sentido nuestra vida.

«Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y hemos visto su gloria, gloria como de Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad. Juan da testimonio de él y clama: Este era de quien yo dije: el que viene después de mí ha sido antepuesto a mí porque existía antes que yo. Pues de su plenitud todos hemos recibido, y gracia por gracia. Porque la Ley fue dada por Moisés; la gracia y la verdad vinieron por Jesucristo. A Dios nadie lo ha visto jamás; el Dios Unigénito, el que está en el seno del Padre, él mismo lo dio a conocer» (Juan 1,14-18).

1.  “Un silencio sereno lo envolvía todo, y, al mediar la noche su carrera, tu Palabra todopoderosa, Señor, vino desde el trono real de los cielos”, dice la Antífona de Entrada, y la oración colecta pide al Señor “que la tierra se llene de tu gloria y que te reconozcan los pueblos por el resplandor de tu luz”. El Evangelio nos lleva al principio y a la luz: “ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. La Palabra en el principio estaba junto a Dios. Por medio de la Palabra se hizo todo, y sin ella no se hizo nada de lo que se ha hecho. En la Palabra había vida y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió… La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre”. Con Jesús, la Luz; sin Él, el mundo está en tinieblas. Sí, con Él mi vida tiene sentido, soy hijo de Dios. Nos lleva de la mano por el camino de la vida. Él está muy cerca, al alcance de nuestra voz, siempre cerca.
“Al mundo vino y en el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de ella, y el mundo no la conoció. Vino a su casa, y los suyos no la recibieron”. Dios necesita nuestro amor. «Los suyos no la recibieron», no hay lugar en el mesón, pero le ofrezco mi corazón. «Los suyos no lo recibieron»: Jesús, yo quiero recibirte, quiero ser sencillo como los pastores, como los magos, como María y José, y poder decir: nosotros vimos su gloria. Ver tu gloria en medio del mundo. El que cree, ve. Quiero ser portador de tu luz que proviene de Belén por todo el mundo, sembrar paz, y después, rezar, lleno de confianza: “Venga a nosotros tu reino. Venga a nosotros tu luz. Venga a nosotros tu alegría” (Ratzinger).
 “Pero a cuantos la recibieron, les da poder para ser hijos de Dios, si creen en su nombre. Estos no han nacido de sangre, ni de amor carnal, ni de amor humano, sino de Dios”. También se puede leer en el sentido de que él (Jesús) ha nacido de Dios, y no de hombre. Los dos sentidos se complementan: nosotros somos hijos de Dios, nacidos de la fe; a imagen del Hijo de Dios, nacido del Espíritu Santo, de María siempre Virgen. «Ninguna prueba de la caridad divina hay tan patente como el que Dios, creador de todas las cosas, se hiciera criatura, que nuestro Señor se hiciera hermano nuestro, que el Hijo de Dios se hiciera hijo de hombre» (Santo Tomás).
“Y la Palabra se hizo carne, y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad”. Y habitó (acampó) entre nosotros... "Esta frase del Ángelus -me contaba una madre de familia- me recuerda una cosa muy bonita que me ocurrió una vez que di catequesis de primera comunión a un niño cuyos padres no iban por la iglesia. Iba yo a su casa, usé el libro de una de mis hijas, del colegio, y le iba enseñando toda clase de oraciones. Él las devoraba, le encantaba aprenderlas, prestaba una atención... Cuando le enseñé el Ángelus, le conté que mi padre siempre dice y habita entre nosotros, en presente, y que yo nunca lo había hablado con mi padre, pero que a mí me gustaba decirlo así porque realmente Jesús habita con nosotros cada día, así nos lo ha prometido... Pensaba que Álvaro no se iba a acordar, pero en la primera ocasión que tuvimos para rezar el Ángelus, le oí decir con su buena voz : Y habita entre nosotros... Me miró, me guiñó un ojo, y me dijo bajito "...como tu padre"!

2. El Eclesiástico habla de la sabiduría: “Desde el principio, antes de los siglos, me creó, y no cesaré jamás”. Hoy cantamos que la Palabra de Dios, en la noche de Navidad, vino al mundo, y su luz lo llena todo, "para que conociendo a Dios visiblemente, él nos lleve el amor de lo invisible" (prefacio). Las lecturas de este domingo son un repaso de la historia Sagrada: es como cuando se quita en el teatro el telón y se ve lo que se representa, así nos enseña Dios el regalo que nos tenía guardado con su sabiduría, su perfume, su aroma exquisito, nos enseña sus frutos que son dulces como la miel, y sus flores, abundantes… Jesús es como las manos de Dios y su sabiduría, por Jesús Dios hace todo.
Y es su Palabra y por Él lo dice todo cuando "...la Palabra se hizo carne, y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria", como recuerda el Salmo: “Glorifica al Señor, Jerusalén, / alaba a tu Dios Sión: / que ha reforzado los cerrojos de tus puertas, / y ha bendecido a tus hijos dentro de ti. / Ha puesto paz en tus fronteras, / te sacia con flor de harina; / él envía su mensaje a la tierra, / y su palabra corre veloz…”  Corre, de modo que… “Tras de un amoroso lance, / y no de esperanza falto, / volé tan alto, tan alto, / que le di a la caza alcance” (S. Juan de la Cruz). Volar este año con magnanimidad, como el pájaro solitario, vacío de riquezas y de querencias, libre de arrimos y ligaduras pues la “noticia” de Dios le mueve, ya nada puede distraerle, deslumbrarle, su vida es para Dios y los demás.
Nos da el Señor de lo mejor como alimento: "y si, ya aquí abajo, Jesús nos conforta dándonos a comer su propia Carne, ¿cómo saciará en el Cielo a quienes les desborde con la luz de su Divinidad?" (Casiodoro). Para los antiguos, el "pan" en abundancia es símbolo  de la felicidad y de la vida. Decía san Agustín que Dios “No supo dar más, no pudo dar más, no tuvo más que dar”, porque en Jesús y la Eucaristía se nos da del todo. Tenemos hambre del Pan vivo, hambre de Dios, y así seremos felices si no le dejamos este año que comienza.
Nos ayudan las oraciones para “correr” a Dios, hay algunas populares bien bonitas, que se pueden rezar en familia con los pequeños, haciéndonos pequeños, como éstas de la mañana: “Mañana de mañanita / voy a empezar mi camino. / Cuídame Madre bendita, / guíame Jesús divino”.  O esta: “Jesusito, ¡buenos días!, / Jesusito de mi amor. / Aquí me tienes, mi vida, / aquí me tienes, Señor. Muchos besos vengo a darte, / y también mi corazón. / Tómalo, Niño bueno, / es toda mi posesión. / Y si yo te lo pidiera / al llegar a ser mayor, / no me lo entregues, mi vida, / no me hagas caso mi Dios. / Guárdalo oculto en tu pecho, / encerradito, Jesús, / que yo no pueda cogerlo, / y siempre lo tengas Tú”. O bien: “Jesusito de mi vida, eres niño como yo, por eso te quiero tanto y te doy mi corazón. Tómalo, tómalo; tuyo es, mío no”.
Luego, durante el día, quizá tenemos costumbre de rezar otras, aquí pongo alguna, por ejemplo para comer: “Jesús, que naciste en Belén: Bendice estos alimentos, y a nosotros también”.
Y por la noche: “Niño Jesús, ven a mi cama. Dame un besito, y hasta mañana”.
También nos ayuda la compañía del ángel, como pedimos en esta oración: “Ángel de la Guarda, tú que eres mi amigo, haz que al acostarme yo sueñe contigo”.
Y así bien acompañados tratar a Dios en las tres Personas: “Que el Padre guarde mi alma; que el Hijo guarde mi sueño; y el Espíritu mi alma, mi sueño y mi cama”. Podría seguir con otras oraciones, y en otros idiomas, pero lo importante es que este trato nos lleva a sentir el consuelo de Jesús, y sentirnos hijos de Dios.

3. La carta a los Efesios cuenta nuestra vocación: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo en Cristo con toda clase de bendiciones espirituales, en el cielo. Ya que en Él nos eligió, antes de la creación del mundo, para que fuésemos santos e irreprochables en su presencia, por amor. Nos predestinó a ser hijos adoptivos suyos por Jesucristo” y pide que Dios nos dé “un espíritu de sabiduría” y, con el “corazón” iluminado vivir la “esperanza a la que han sido llamados”. San Juan Crisóstomo al pensar en esto tan grande, "en Cristo", dice: "¿Qué te falta? Eres inmortal, eres libre, eres hijo, eres justo, eres hermano, eres coheredero, con Él reinas, con Él eres glorificado. Te ha sido dado todo y, como está escrito, "¿cómo no nos dará con Él graciosamente todas las cosas?". Tu primicia es adorada por los ángeles, por los querubines y por los serafines. Entonces, ¿qué te falta?". Y si Dios hizo todo esto por nosotros, "¿por qué nos ama de este modo? ¿Por qué motivo nos quiere tanto? Únicamente por bondad, pues la "gracia" es propia de la bondad". Todo lo ha hecho "por el amor" que nos tiene.
“No podemos vivir el nacimiento del Señor sin pensar en esta elección. Estamos eternamente en el ‘predilecto’ Hijo del Padre. Esta elección permanece, ha revestido la forma de la noche de Belén. Se ha hecho el evangelio de la cruz y de la resurrección. Sobre el acontecimiento de Belén se ha puesto el sello definitivo. El sello de la ‘predestinación divina’. 

Llucià Pou Sabaté

Ciudad del Vaticano (AICA): “El canto educa el alma, el canto hace bien al alma. Por ejemplo, cuando una madre quiere dormir a su niño no le dice ‘¡uno, dos, tres, cuatro!’. Le canta una canción de cuna, le hace bien al alma y el niño se queda tranquilo y se duerme”, explicó el papa Francisco, esta mañana, en un emotivo y simpático encuentro con unos 6.000 “Pueri Cantores” (Niños Cantores), que conforman 127 coros de 18 países y que están participando del 40° Congreso Internacional promovido por la Federación Internacional de los Niños Cantores, que se celebra en Roma del 28 de diciembre al 1 de enero.
“El canto educa el alma, el canto hace bien al alma. Por ejemplo, cuando una madre quiere dormir a su niño no le dice ‘¡uno, dos, tres, cuatro!’. Le canta una canción de cuna, le hace bien al alma y el niño se queda tranquilo y se duerme”, explicó el papa Francisco, esta mañana, en un emotivo y simpático encuentro con unos 6.000 “Pueri Cantores” (Niños Cantores), que conforman 127 coros de 18 países y que están participando del 40° Congreso Internacional promovido por la Federación Internacional de los Niños Cantores, que se celebra en Roma del 28 de diciembre al 1 de enero.

En el encuentro, algunos de ellos cantaron y después de una breve presentación, el Santo Padre fue escuchando las preguntas que le hicieron. Mientras, Francisco tomaba notas en unas hojas para responder después de manera improvisada.

El Pontífice reveló, en sus respuestas, algunos aspectos desconocidos hasta ahora de su vida, como que de mayor quiso ser carnicero, o que su madre les ponía a él y a sus hermanos delante de la radio todos los sábados para escuchar ópera.

El Papa también habló de la figura del cantor y de la necesidad de estar alegres y no enfardarse, porque esto es una enfermedad que envenena el alma y advirtió que hay personas que están enfadadas siempre y esto es un peligro.

“Me gusta cantar, pero si yo cantase parecería un asno porque no se cantar, ni siquiera se hablar bien porque tengo un defecto en el modo de hablar, no en la fonética”, dijo riéndose al comienzo de su discurso.

El Papa contó a continuación una anécdota familiar: “desde niño, nosotros somos cinco hermanos, nuestra madre el sábado, a las 14 horas de la tarde, nos hacía sentar delante de la radio para escuchar. ¿Qué escuchábamos? Todos los sábados se hacía la retransmisión de una ópera y nuestra madre nos enseñaba cómo era esta ópera.

“Desde niño sentí el placer de escuchar cantar, pero nunca pude cantar. En su lugar, uno de mis abuelos, que era carpintero, mientras trabajaba cantaba siempre. El placer de sentir cantar me viene desde niño”.

“Me gusta mucho la música y el canto” repitió con una sonrisa. “Os digo una cosa: el canto educa el alma, el canto hace bien al alma. Por ejemplo, cuando una madre quiere dormir a su niño no le dice ‘¡uno, dos, tres, cuatro!’. Le canta una nana, le hace bien al alma y el niño se queda tranquilo y se duerme”, explicó.

Francisco señaló que “San Agustín dice una frase muy bonita que cada uno de ustedes debe aprender en su propia lengua. Hablando de la vida cristiana, de la alegría de la vida cristiana dice así: ‘canta y camina’. La vida cristiana es un camino, pero no triste, sino alegre y por eso canta”. “No lo olviden”, les pidió, “que cada uno lo diga en su lengua: ‘¡canta y camina!’ Así tu alma gozará más de la alegría del Evangelio”.+

“Cantemos nuestra esperanza” es el lema del congreso internacional, que reúne a los 127 coros de niños y jóvenes de todo el mundo. Se inauguró, este lunes, con una procesión por vía de la Conciliación hasta la Puerta Santa.

Luego de atravesar la Puerta Santa tuvo lugar la ceremonia de apertura en el Aula Pablo VI, a cargo de monseñor Rino Fishichella, presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización.

Durante estos cinco días, los casi seis mil niños y jóvenes de todo el mundo reunidos en la 'Ciudad Eterna', realizarán conciertos “de esperanza” en varias iglesias de la capital italiana.

La Federación Internacional “Pueri Cantores” fue erigida el 25 de enero de 1965 por el papa Pio XII y su patrono es santo Domingo Savio. La idea nace en 1947 en París, de monseñor Fernand Maillet, director de los Pequeños Cantores de la 'Croix de Bois'.+

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

(Cfr. www.almudi.org)





(Ecl 24, 1-2.8-12) “Desde el principio, antes de los siglos, me creó”
(Ef 1,3-6.15-18) “Bendito sea Dios (…) que nos ha bendecido en la persona de Cristo”
(Jn 1,1-18) “Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros”


Jesús, a quien hemos contemplado en Navidad como un pequeño que no puede valerse por sí mismo y que fue bañado, vestido, abrazado, besado, criado y educado por María y José, esto es: un Jesús de carne y hueso, hombre verdadero, es la Palabra que originó todo lo que vemos y no vemos.

Jesucristo es Dios. No es un hombre tan sólo, ni siquiera un hombre excepcional o el más perfecto que haya existido, sino una criatura humana perfectísima que también es Dios, como declara el Símbolo Atanasiano. Jesucristo, el Hijo de Dios, vive desde siempre en el seno del Padre. Sólo desde esta filiación eterna se puede explicar la filiación terrena en el seno de María, como explicó S. Tomás de Aquino (S. III, q. 32).

“En el principio ya existía la Palabra...” Con la sencillez de unas líneas, S. Juan nos descubre el insondable misterio de Cristo. Orígenes pensaba que “sería necesario haber reposado sobre el pecho de Jesús, haber recibido a María por madre, ser un segundo Juan”, para calar todo el sentido de esta página incomparable. Y en su comentario a estos versículos, S. Agustín insiste en que “explicarlos supera a toda capacidad”, añadiendo: “No temo afirmar, mis hermanos, que ni el mismo Juan lo dijo como es, sino como pudo decirlo. Es un hombre el que habla de Dios. Dios le inspira, es verdad, pero no dejaba de ser hombre. La inspiración le hizo decir algo; sin ella, hubiera enmudecido del todo. No dijo todo lo que el misterio es, sino lo que puede decir el hombre”.

En el Discurso a Diogneto, atribuido a Cuadrato, se dice que “el Creador del Universo y Dios invisible, Él mismo hizo bajar de los cielos su Verdad y su Palabra santa e incomprensible y la aposentó en los hombres y sólidamente la asentó en sus corazones. Y eso, no mandándoles a hombre alguno como alguien pudiera imaginar, o a alguno de sus servidores o a un ángel..., sino al mismo Artífice y Creador del Universo”.

“La Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros”. El orgullo y la grandeza de Israel, el pueblo elegido por Dios, consistía en la viva conciencia de que la gloria del Señor habitaba en el Templo, sobre el Arca de la Alianza. La Encarnación nos dice que la humanidad de Jesús es el templo vivo de la gloria de Dios. Después de su Ascensión al Cielo, la divinidad y humanidad del Hombre-Dios moran allí donde sacramentalmente se conserva el pan transformado en su Cuerpo y Sangre, por eso llamamos a su morada tabernáculo, esto es, tienda de Dios que habita en medio de nosotros. No sabríamos lo que es la gratitud si no acudiéramos con la frecuencia y el fervor que nos sea posible a encontrarnos con Él en la Eucaristía.

Mar Chiquita (Buenos Aires) (AICA): El espectáculo al aire libre “Navidad junto al lago” se realizará nuevamente el domingo 3 y el lunes 4 de enero, a las 20.30, en la estancia Santa María de la Armonía, en la autovía 2, kilómetro 382,7, en el partido de Mar Chiquita. Es un espectáculo de luz, sonido e imagen con 28 años de trayectoria en el cual actúan más 150 jóvenes en escena, interpretando en el arte el mensaje navideño.
El espectáculo al aire libre “Navidad junto al lago” se realizará nuevamente el domingo 3 y el lunes 4 de enero, a las 20.30, en la estancia Santa María de la Armonía, en la autovía 2, kilómetro 382,7, en el partido de Mar Chiquita.

Es un espectáculo de luz, sonido e imagen con 28 años de trayectoria en el cual actúan más 150 jóvenes en escena, interpretando en el arte el mensaje navideño.

Su particularidad es que tanto el montaje como la puesta en escena los realizan jóvenes de diferentes partes del país (San Luis, Entre Ríos, Ushuaia, Buenos Aires, etc.) que durante 10 días previos trabajan en talleres para concretar esta propuesta. Cordina esta acción juvenil la Fundación Cultural Argentina.

La hermosura del lugar, las opciones para los más chicos y el entusiasmo de los jóvenes organizadores logran un ambiente en el que resulta difícil no contagiarse de una "alegría especial".

"Navidad junto al lago” logra unir la cultura y el lenguaje de la belleza para crear un espectáculo ideal para compartir en familia este verano.

La Armonía abre sus puertas al público los días de las funciones a partir de las 18 para disfrutar de su amplio parque, de su galería histórica, de un sector de artesanías y un servicio de gastronomía.

Hay un servicio de micros desde Mar del Plata: salen de la esquina de Colón y Tucumán, a partir de las 19.30.
Se sugiere al público llevar sillas playeras o mantas.

La entrada es libre y gratuita. Se invita a colaborar con un bono contribución de 40 pesos (mayores) o 20 pesos (los menores 12 años).

Informes: www.navidadjuntoallago.com.ar

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Ciudad del Vaticano (AICA): En la tarde de ayer, 30 de diciembre, el coro alemán de niños ¨Jugendkantorei de Eichstätt Dom¨, que se encuentra en estos días en Roma, participando del 40° Congreso Internacional de “Pueri cantores”, dio un concierto navideño en el Salón de la Asunción, en el interior de los jardines del Vaticano. El espectáculo contó con un oyente especial: el papa emérito Benedicto XVI y su hermano mayor monseñor Georg Ratzinger, autor de algunos de los arreglos musicales de las canciones ejecutadas. Al final de su actuación, Benedicto XVI agradeció al coro, a su director, Cristiam Heiss y les deseó un feliz año nuevo y una agradable estadía en Roma.
En la tarde de ayer, 30 de diciembre, el coro alemán de niños "Jugendkantorei de Eichstätt Dom", que se encuentra en estos días en Roma, participando del 40° Congreso Internacional de “Pueri cantores”, dio un concierto navideño en el Salón de la Asunción, en el interior de los jardines del Vaticano.

La exposición contó con un oyente especial: el papa emérito Benedicto XVI y su hermano mayor monseñor Georg Ratzinger, autor de algunos de los arreglos musicales de las canciones ejecutadas.

Estuvieron presentes en el concierto monseñor Georg Gaenswein, prefecto de la Casa Pontificia y el cardenal Giovanni Lajolo, ex nuncio en Alemania.

El coro, formado por cerca de 36 jóvenes de entre 12 y 18 años, cantó piezas de Mendelssohn Bartoldy, Johannes Brahms, Benjamin Britten y una canción de navidad “O du fröhliche”, adaptación musical compuesta por monseñor Georg Ratzinger.

Cada Navidad, monseñor Georg Ratzinger, de 92 años, visita a su hermano el papa emérito y permanece con él hasta después de la Fiesta de Reyes.

Al final de su actuación, Benedicto XVI agradeció al coro, a su director, Cristiam Heiss y les deseó un feliz año nuevo y una agradable estadía en Roma.

El papa Francisco Santo Padre recibirá en audiencia, este jueves 31 de diciembre por la mañana, a los participantes en el XL Congreso Internacional promovido por la Federación Internacional de los Niños Cantores (“Pueri Cantores”), que se celebra en Roma del 28 de diciembre al 1 de enero.+

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Buenos Aires (AICA): Aunque aún no se dio a conocer oficialmente, estamos en condiciones de informar que el presidente Macri designó embajador ante la Santa Sede al Dr. Rogelio Pfirter, a quien la Santa Sede ya concedió el “placet”. Junto con el nuevo Secretario de Culto, Dr. Santiago de Estrada, y el nuevo subsecretario, Dr. Alfredo Abriani, son los tres hombres que constituyen el nexo oficial del gobierno del ingeniero Macri con la Iglesia católica.
Aunque aún no se dio a conocer oficialmente, estamos en condiciones de informar que el presidente Macri designó embajador ante la Santa Sede al doctor Rogelio Pfirter, a quien la Santa Sede concedió el “placet”.

Junto con el nuevo Secretario de Culto, doctor Santiago de Estrada, y el nuevo subsecretario, doctor Alfredo Abriani, son los tres hombres que constituyen el nexo oficial del gobierno del ingeniero Macri con la Iglesia católica.

Rogelio Pfirter
El doctor Rogelio Pfirter, santafesino de 67 años, casado, es abogado graduado en la Universidad Nacional del Litoral y es diplomático de carrera. De 2002 a 2010 fue director general de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas.

Durante su carrera diplomática ocupó diversos cargos en el Ministerio de Relaciones Exteriores. En 1992 fue ascendido al rango de Embajador y en el mismo año se convirtió en el director de la Agencia Brasileño-Argentina de Contabilidad y Control de Materiales Nucleares (ABACC) y director de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE). Después fue nombrado subsecretario de Política Exterior en la Cancillería argentina. Entre 1995 y 2000, se desempeñó como embajador argentino ante el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

El 25 de julio de 2002 fue elegido por unanimidad director general de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) con sede en La Haya, Holanda. Fue elegido para un segundo mandato en 2006. El mandato de Pfirter fue elogiado como un tiempo de consolidación y fortalecimiento de la OPAQ. Reunió apoyo para la destrucción de armas químicas y tuvo éxito en la administración de la Secretaría con el crecimiento nominal cero (CNC) durante cuatro años consecutivos.

Tras retirarse en 2010, fue miembro del Consejo Global de armas de destrucción masiva en el Foro Económico Mundial.

Santiago de Estrada
El 21 de diciembre el presidente Macri designó Secretario de Culto del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto al doctor Santiago Manuel de Estrada, porteño de 79 años, quien tendrá, mientras dure el desempeño de sus funciones, el rango protocolar de Embajador Extraordinario y Plenipotenciario.

El doctor Santiago de Estrada, que hasta ahora era Auditor General de la ciudad de Buenos Aires, es casado, tiene seis hijos y es abogado por la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Desempeñó diversas funciones en la administración pública: Secretario de Seguridad Social en varias oportunidades, subsecretario de Desarrollo Social, diputado nacional, vicepresidente y presidente de la Legislatura Porteña.

Entre los años 1984 y 1989 fue embajador argentino ante la Santa Sede.

También fue profesor de la Universidad de Buenos Aires (UBA), de la Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires (UCA) y de la Universidad del Salvador.

Su padre, Santiago de Estrada, fue dos veces embajador argentino ante la Santa Sede: de 1958 a 1961 y de 1970 a 1973.

Alfredo Abriani
En la misma fecha el presidente Macri designó Subsecretario de Culto del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto al doctor Alfredo Miguel Abriani, porteño de 38 años, quien mientras dure su desempeño en estas funciones tendrá el mismo rango protocolar que el Secretario de Culto.

El doctor Alfredo Abriani, quien hasta ahora era director general de cultos de la ciudad de Buenos Aires, es casado, tiene dos hijas y es abogado por la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Tras cursar su enseñanza primaria en el Instituto Fátima, egresó como Bachiller Humanista y Científico del colegio Santo Tomás de Aquino, dependiente de la Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires (UCA)

De 1998 a 2007 se desempeñó en el Poder Judicial de la Nación, y de 2007 a 2011, fue asesor legar de la Secretaría General del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

En 2011 fue designado Director General de Cultos de la ciudad de Buenos Aires, cargo que desempeñó hasta ahora.+

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Mons. Castagna: “Cristo, redentor de todo el género humano”

Corrientes (AICA): El prelado consideró que “la Palabra que los apóstoles predican, y la Iglesia transmite, debe resonar sin estridencias, en los ámbitos diversos de la vida social”, pero advirtió que “los farisaicos y tradicionales enemigos lo intentarán todo para acallarla”. “No conviene al mal el bien, al error la verdad, al odio el amor y a la violencia la paz. La historia de esta verdad no necesita argumentaciones dialécticas para su comprobación”, sostuvo.
El arzobispo emérito de Corrientes, monseñor Domingo Salvador Castagna, advirtió que “es absurdo permanecer indiferentes ante esta increíble realidad. Cristo, cuyo nacimiento temporal estamos celebrando, es el Redentor del género humano. En Él se nos revela el verdadero Dios, nuestro Padre y Creador, que nos ama hasta el extremo impensable de la Encarnación y de la Cruz de su Verbo”.

“Ante esta Verdad acontecida, que se extiende a todos los hombres, sobran las palabras. Cuando intentamos describirla, la empobrecemos y encapsulamos en frágiles conceptos. Se la comprende cuando se la contempla. Absortos, hasta el silencio, podremos acceder a ella y permanecer en su amor”, aseguró en su sugerencia para la homilía dominical.

“Pero, ¿cómo lograrlo en medio del desasosiego y la confusión de nuestra actual sociedad?”, preguntó.

El prelado consideró que “la Palabra que los apóstoles predican, y la Iglesia transmite, debe resonar sin estridencias, en los ámbitos diversos de la vida social”.

“Los modernos areópagos constituyen un desafío insoslayable para la Iglesia que debe evangelizarlos. Sus farisaicos y tradicionales enemigos lo intentarán todo para acallarla. No conviene al mal el bien, al error la verdad, al odio el amor y a la violencia la paz. La historia de esta verdad no necesita argumentaciones dialécticas para su comprobación”, sostuvo.

Texto de la sugerencia

1.- Y la Palabra era Dios. El prólogo del Evangelio de San Juan muestra una fibra teológica de admirable consistencia. Siempre su gran tema, como lo será en San Pablo, es el Misterio de Cristo. Estamos espiritualmente aclimatados por la Navidad. Su gran relator es San Lucas, pero, San Juan es el contemplativo que intuye, con mirada angélica, el Misterio divino que se hace carne y se instala definitivamente entre los hombres. La Palabra es el Hijo que, encarnado en el seno virginal de María, se hace visible y audible al mundo. Es Jesús, engendrado - por obra del Espíritu Santo - nacido en Belén y educado en Nazaret. Con las palabras del santo evangelista podremos abordar, con mayor exactitud, el misterio redentor: "Al principio existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios". Y más adelante afirma: "Todas las cosas fueron hechas por medio de la Palabra y sin ella no se hizo nada de todo lo que existe". (Juan 1, 1-4). Al contemplar el Pesebre somos invitados a trascender lo que vemos - al recién nacido dormido entre las pajas de un comedero de animales - para adorar al Dios eterno y Creador de todo lo que existe. La sorpresa se vuelve estupor al advertir que ese Niño, sumido en la pobreza y absolutamente dependiente de su Madre, es la Palabra sin la cual: "no se hizo nada de todo lo que existe". Entonces volvemos a preguntarnos: ¿Por qué? Hallamos la respuesta en el mismo Apóstol Juan al formular la más simple definición de Dios: "El que no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor". (1 Juan 4, 8) La decisión divina, que produce la encarnación del Hijo de Dios, es el amor. No existe otra razón. Dios lo hace todo por amor. Somo fruto de su amor divino, cuyo propósito es que participemos de su Vida.

2.- Redentor de todo el género humano. Es absurdo permanecer indiferentes ante esta increíble realidad. Cristo, cuyo nacimiento temporal estamos celebrando, es el Redentor del género humano. En Él se nos revela el verdadero Dios, nuestro Padre y Creador, que nos ama hasta el extremo impensable de la Encarnación y de la Cruz de su Verbo. Ante esta Verdad acontecida, que se extiende a todos los hombres, sobran las palabras. Cuando intentamos describirla, la empobrecemos y encapsulamos en frágiles conceptos. Se la comprende cuando se la contempla. Absortos, hasta el silencio, podremos acceder a ella y permanecer en su amor. Pero, ¿cómo lograrlo en medio del desasosiego y la confusión de nuestra actual sociedad? La Palabra que los Apóstoles predican, y la Iglesia transmite, debe resonar sin estridencias, en los ámbitos diversos de la vida social. Los modernos areópagos constituyen un desafío insoslayable para la Iglesia que debe evangelizarlos. Sus farisaicos y tradicionales enemigos lo intentarán todo para acallarla. No conviene al mal el bien, al error la verdad, al odio el amor y a la violencia la paz. La historia de esta verdad no necesita argumentaciones dialécticas para su comprobación.

3.- Cristo es la respuesta divina al hombre necesitado. Corresponde, como complemento necesario de la Palabra aceptada, testimoniar su presencia ante un mundo neo paganizado que alardea de ser "ateo militante". La fe nos lleva a Cristo, y es Cristo la respuesta divina a los profundos desequilibrios causados por el pecado. Si no ocudimos a Él no hallaremos la respuesta a la verdadera causa de nuestros males. Durante el Adviento recordábamos a Juan Bautista como el precursor del Señor. Su sobrenatural intuición profética le inspiró señalar a Jesús como el único que expia el pecado del mundo: "Al día siguiente, Juan vio acercarse a Jesús y dijo: 'Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo'". (Juan 1, 29). Aunque la mayoría de las personas de nuestras modernas sociedades no lo adviertan, o explícitamente lo rechacen, el estado en que se encuentra la humanidad exhibe una situación deplorable provocada por el mal original o pecado. En consecuencia, está a la vista su mal y la necesidad que tiene de su auténtico Redentor. Los Apóstoles experimentaron la urgencia, heredada de su Maestro, de evangelizar al mundo. La misma urgencia es producida por la fe de quienes se disponen a vivir en la Verdad. Están incluidos los creyentes y, de forma extensiva, quienes, por su honestidad intelectual y moral, han alojado la verdad en sus conciencias.

4.- Construir la paz en base a la reconciliación. Durante estos domingos de Navidad es conveniente prestar atención a la Verdad en la que debemos fundar nuestras vidas. Las experiencias vividas han establecido comportamientos dañinos para la convivencia fraterna, dispuesta a construir la paz en base a una reconciliación que no la frustre. Cristo, ese Niño Dios, es el autor de la reconciliación, que se logra en una nueva relación con Dios, con las demás personas y con el cosmos. El Papa Francisco iluminó esa nueva relación con su celebrada Encíclica: "Laudato si". La responsabilidad del ser humano es de una gravedad y universalidad que, a causa de su estado de pecado, requirió de Dios la Redención.+

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Mons. Ojea: “La violencia es el resentimiento que provoca el no ser considerado”

Buenos Aires (AICA): Monseñor Oscar Ojea, obispo de San Isidro, reflexionó sobre la Jornada Mundial de la Paz de este año, que será el 1 de enero de 2016, en la fiesta de Santa María, Madre de Dios. A partir de la exhortación del papa Pablo VI de 1968, ese día se celebra el “día de la paz”. El deseo de ese pontífice fue que cada año dicha celebración se repitiese como presagio y como promesa para que la paz dominara el desarrollo de la historia futura.
El obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, brindó una reflexión sobre la Jornada Mundial de la Paz que se llevará a cabo el 1 de enero de 2016, en la fiesta de Santa María, Madre de Dios. A partir de la exhortación del papa Pablo VI de 1968, ese día se celebra el “día de la paz”. El deseo de ese pontífice fue que cada año dicha celebración se repitiese como presagio y como promesa para que la paz dominara el desarrollo de la historia futura.

“Vence la indiferencia y conquista la paz” es el lema de la Jornada Mundial de la Paz de este año. El papa Benedicto XVI y el papa Francisco hablaron de la globalización de la indiferencia. “Así como el mundo vive esta globalización que de alguna manera une en algunas cosas a los seres humanos, seguramente en cosas materiales, la globalización de la indiferencia también es una realidad, porque el hombre tiene una enorme necesidad de ser valorado, de ser mirado, de que el hermano se detenga ante él para poder contemplar”, señaló el obispo.

Para monseñor Ojea, “la indiferencia elimina toda posibilidad de detenernos; toda posibilidad de escucharnos bien, de mirarnos bien, y de poder valorar y apreciar la vida de mi hermano”. Además, agregó que “los rencores y las violencias interiores se van acumulando, y finalmente se generan hechos de violencia que no entendemos de dónde vienen, no entendemos por qué vienen. Seguramente es así porque la historia de cada una de esas personas en quienes explota la violencia, no fue una historia debidamente recibida por el resto de la comunidad”.

“La causa de la violencia es el miedo, es el miedo a desaparecer; el miedo a que el otro me considere que no existo; el miedo de perder entidad, y de alguna manera, a ser eliminado. Entonces, desde allí surge la reacción violenta, el resentimiento profundo que produce este ‘no ser considerado’”.

El prelado ilustró esta problemática diciendo que “imaginemos si desde niño un ser humano vive esta realidad de rechazo continuo: ‘no existís, no me importa, no tenés lugar, no te reconocemos, no te miramos. De allí explotará en algún momento de su vida de joven o de su vida adulta, una reacción frente a este contexto social, y allí viene la sorpresa: ‘¿de dónde sale tanta violencia?’ De algún rincón del corazón del hermano sale esa violencia”.

“El Papa nos dice en el lema de la Jornada Mundial de la Paz ‘vence la indiferencia y conquista la paz’. La paz se construye, la paz es regalo de Dios, pero también es tarea, la paz se construye todos los días; si yo sé mirar a mi hermano, tener mi vida al servicio del hermano”, afirmó.

Por último, monseñor Ojea terminó la reflexión preguntando a los fieles “¿cuál es el centro de mi vida? ¿El centro de mi vida es Jesús, es el hermano, o el centro de mi vida soy yo mismo”.+

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Campana (Buenos Aires) (AICA): La diócesis de Zárate-Campana realizó el lunes 21 de diciembre la VII Peregrinación Ecuménica a la basílica de Nuestra Señora de Luján. La peregrinación se realizó por la unidad de la Iglesia y de las diversas confesiones cristianas, por la paz y la concordia en toda la familia humana, la valoración de la vida y la libertad religiosa. También se oró por los cristianos perseguidos, por las necesidades de los más débiles, y por la responsabilidad en la conservación de la casa común.
La diócesis de Zárate-Campana realizó el lunes 21 de diciembre la VII Peregrinación Ecuménica a la basílica de Nuestra Señora de Luján. Este año, debido a las tareas de restauración de la cripta con sus capillas, el encuentro se realizó en el claustro del santuario de la Virgen. Durante la peregrinación se rezaron los misterios gozosos del rosario.

La peregrinación se realizó por la unidad de la Iglesia y de las diversas confesiones cristianas, por la paz y la concordia en toda la familia humana, la valoración de la vida y la libertad religiosa. También se oró por los cristianos perseguidos, por las necesidades de los más débiles y por la responsabilidad en la conservación de la casa común.

A su vez, se incorporó en esta peregrinación ecuménica, un matiz de diálogo interreligioso siguiendo el modelo de la Peregrinación de las Religiones en el camino de Santiago de Compostela, que ocurrió entre el 25 de agosto y el 6 de septiembre del 2015, de la que participaran la Maison d'Abraham, Islámicos, Bahais,Hinduistas y Budistas confluyendo en un pedido de Paz en la tumba del Apóstol, indicador de espiritualidad, cultura e historia. En esta ocasión, hinduistas y bahais dieron una introducción interreligiosa al comienzo de la peregrinación.

El presbítero Michel Kohler de la “Comunitá Cenacolo” presidió la misa a las 17. El acompañamiento musical y la lectura estuvieron a cargo de Comunita Cenacolo y, luego de la misa propia del día correspondiente de la novena de Navidad, el licenciado Alejandro D'Alessandro confirió al rector de la basílica, el presbítero José Daniel Blanchoud, el premio de “misionero de la paz” de lo que refrendó por acta el Doctor Javier Di Pardo, responsable jurídico de la misma institución. Al finalizar el encuentro, los fieles traspasaron la Puerta de la Misericordia y besaron piadosamente sus bordes. +

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Antonio MAZA PEREDA │Red de Comunicadores Católicos º

El año próximo se cumplirán 80 años de una situación, en España, que tiene un espeluznante parecido con su situación actual, al menos en algunos aspectos. En 1936, ante la imposibilidad de que ninguno de los partidos de izquierda pudiera derrotar a los partidos de derecha, se crea el Frente Popular, una coalición de partidos de izquierda desde los moderados hasta los más radicales, incluidos los anarquistas así como liberales anticlericales y grupos autonómicos mediante los cuales toman el poder en ese año. Poco tiempo después vendría el asesinato del líder más importante de la oposición de derecha, José Calvo Sotelo, y a los pocos meses el levantamiento militar que llevó a una guerra civil que duró varios años y costó, al menos, 1 millón de muertos.

Los resultados de las elecciones españolas el pasado 20 diciembre dejan a España en una situación de indefinición. Los partidos de centroderecha, el Partido Popular y el partido Ciudadanos, no alcanzan la votación necesaria para formar un gobierno. Las distintas izquierdas, fundamentalmente el PSOE (Partido Socialista Obrero Español) y el partido Podemos, tienen una votación aún menor pero, si logran una alianza con partidos nacionalistas, podrían formar un gobierno. De hecho, algunos analistas ya empiezan a hablar de un Frente Popular como el de 1936. De no formar gobierno ninguna de las fuerzas principales, la ley Española prevé una segunda ronda de votación.

Claramente, estamos hablando de una situación muy diferente. No es creíble que empiece una ronda de asesinatos políticos: el desarrollo industrial y económico de España, aún en las condiciones actuales de crisis, ha reducido las diferencias socioeconómicas en el país y muchos años de paz han cambiado también la cultura de la población. Pero no deja de ser muy notorio que después de tantos años la sociedad española sigue profundamente dividida. Como en 1936, no existe un consenso claro sobre el camino a seguir y las posiciones tienden a radicalizarse, no necesariamente en el sentido de la violencia, pero sí en el sentido de un rechazo un tanto visceral a entender los puntos de vista de los que opinan diferente. En el fondo, lo que hay es una profunda desconfianza sobre los partidos políticos. Los nuevos partidos han crecido en base a los afiliados a los partidos más tradicionales, que han perdido credibilidad: el partido Ciudadanos crece con las defecciones del Partido Popular y el partido Podemos crece, en buena parte, con los que abandonan al PSOE y también con una gran parte de la población joven, con un desempleo brutal y con una desconfianza profunda por el sistema.

Es claro que los poco menos de 40 años de transición democrática española, no han sido aprovechados para formar partidos sólidos, con modelos de nación claramente entendibles para la ciudadanía y tampoco se ha buscado desarrollar una cultura democrática que abarque a la gran mayoría de la sociedad. A cambio de ello, los partidos han sido aprovechados como un botín que permite enriquecimiento ilícito de algunos representantes muy conspicuos de la clase política. Ninguno de los bandos en contienda puede decirse inmune a los casos de corrupción escandalosos que han sacudido al país y, tristemente, ni la propia Casa Real ha dejado de tener algún caso de este estilo.

En esta situación no es de sorprender el rechazo de la mayoría de la ciudadanía por una clase política que no es percibida como promotores y abanderados del bien común. Los dichos de “que se vayan todos” y “todos son iguales” podrán ser injustos, pero son muy entendibles.

Es importante que en esta situación veamos nosotros paralelos para la situación de la democracia mexicana. Y, dicho sea de paso, de la democracia en el mundo entero. Tenemos el mismo desencanto con los partidos políticos. Nuestros partidos no han aprovechado la transición democrática para formar a la ciudadanía en una cultura democrática que vaya más allá de una participación electoral, sino que realmente abarque todos los aspectos económicos, sociales y políticos de nuestra sociedad. Si nos quejamos de la falta de democracia y corrupción en los partidos políticos, deberíamos voltear a ver la falta de democracia y corrupción en las demás instituciones del país. Claramente, tenemos una visión reducida y reduccionista de lo que significa el concepto de democracia. No vamos más allá del aspecto de los votos emitidos con libertad y contados con imparcialidad, asuntos fundamentales pero que no agotan el sentido de lo democrático. Pero sentirse auténticamente democrático debería incluir el aceptar los resultados de las elecciones y colaborar a que se cumpla la voluntad de la mayoría. Entender que ser democrático incluye el aceptar ponerse bajo el gobierno de otros que opinan diferentes de nosotros, solamente por el hecho de que son más. Y colaborar con ese consenso.

En nuestro país, se han desperdiciado los años de la transición democrática en debates partidarios sobre el modo de repartirse privilegios y facultades y muy poco se ha hecho para formar, en primer lugar, las bases democráticas entre los afiliados a esos partidos y mucho menos para formar a la ciudadanía en una cultura que le permita actuar como los mandantes que les señalan a los mandatarios como deben ser en su actuación y cómo deben llevar a cabo su gobierno. Logramos salir del autoritarismo, pero hemos caído ahora en la partidocracia. Y, tristemente, estamos viendo en muchas partes un retorno claramente planeado para volver a los tiempos autoritarios. Una parte importante de la población no sale de la crítica, más o menos agresiva, y no está dispuesta a hacer su parte para el desarrollo democrático de nuestro país. Que es, claramente, un asunto de la mayor importancia. El gran tema de los próximos años, el gran resultado al que debían abocarse no sólo los partidos políticos sino también los grupos intermedios de la sociedad.

Y no sólo esos grupos: usted, yo, todos los ciudadanos debemos hacernos responsables de la creación de esta cultura. Porque nadie lo va a hacer por nosotros. Porque la mayoría de los grupos políticos y cuerpos intermedios tienen mucho de que beneficiarse con la situación actual y con una reducción de los espacios democráticos. Ellos actuarán por presión, por nuestra presión. La ciudadanía tendrá que actuar por convencimiento.

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.


Mi relación con los libros materiales siempre ha sido muy desafecta y funcional. La única obra a la que varias veces intenté cogerle un afecto a través de su materialidad fue a la Biblia. Siempre quise tener un libro de la biblia que fuera el mío, el de toda la vida. Pero ni siquiera esto ha sido posible. Conforme pasaron los años, mi afán por la literalidad me hizo pasar de una versión de la biblia a otra. Cuatro he tenido que consecutivamente pensando que era ya la definitiva.
Finalmente, trabajo y medito de forma habitual con tres biblias, las tres ya digitales. Así que ese propósito vuelve a tornarse imposible. Para satisfacer la curiosidad diré que una es la versión de la CEI en italiano. Me gusta porque es una traducción exactísima, pegada de modo máximo a la lengua original.
La otra versión que suelo usar es la NRSV en inglés. Es la más literal en lengua inglesa. Cuando estoy en casa, suelo usar esta versión inglesa, porque la encuentro con facilidad online. Mientras que cuando estoy en la iglesia, en mi tablet tengo la versión italiana.
La tercera biblia que uso para consultarla y para preparar mis sermones es una versión online interlineal en griego y hebreo. Esta forma de leer la Biblia a través de tres versiones es lo que con el paso de los años se ha consolidado. Como se ve, no le dejaré a ningún heredero un libro concreto de la Biblia, un libro ajado y subrayado. Sólo le podré legar mis libros colgados en la Nube. Libros que no se manchan ni se desencuadernan ni sus hojas se rasgan.

   

                  

 

Baste, pues, esto. Sobra lo demás. 

Eleuterio Fernández Guzmán

 Nazareno

…………………………..

Por la libertad de Asia Bibi. 

……………………..

Por el respeto a la libertad religiosa.

……………………..

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

Seguramente todas las gracias dadas a Dios sean pocas. 

…………………………….
Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:

da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.

Misa por Cromañón: "El clamor por justicia es un anhelo ante los atropellos y la corrupción"

Buenos Aires (AICA): ¨En muchos momentos y lugares escuchamos clamores por la justicia. Es un anhelo del corazón humano y una necesidad ante los atropellos y la corrupción. Es un paso necesario¨, afirmó hoy el obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Lozano, al presidir en la catedral de Buenos Aires una misa por los 11 años de la tragedia de Cromañón, en la que murieron 194 personas, en su mayoría jóvenes. El prelado aseguró que acudimos a este templo porque ¨queremos sentir en ese abrazo de Dios una caricia para aquellos que murieron y siguen estando en nuestros corazones y recuerdos¨. Y exhortó a ¨construir una sociedad basada en la justicia, la paz y el amor¨.
El obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Lozano, presidió hoy una misa en la catedral de Buenos Aires al conmemorarse el undécimo aniversario de la tragedia de Cromañón, en la que murieron 194 personas, en su mayoría jóvenes, y aseguró que el clamor de justicia es un anhelo del corazón "ante los atropellos y la corrupción".

El prelado, que desde el 30 de diciembre de 2004 acompañó espiritualmente a familias y sobrevivientes, recordó que "Jesús está en los postergados, en los que reclaman justicia, los que padecen violencia, los que experimentan el ninguneo de la sociedad que vive anestesiada por la indiferencia y el consumismo".

"En muchos momentos y lugares escuchamos clamores por la justicia. Es un anhelo del corazón humano y una necesidad ante los atropellos y la corrupción. Es un paso necesario", sostuvo ante familiares y sobrevivientes del incendio en el boliche de Once durante un recital del grupo de rock Callejeros.

Monseñor Lozano citó al beato mártir salvadoreño Óscar Romero, quien en julio de 1977 aseguró que "no basta la justicia, es necesario el amor".

"Podemos decir que la justicia busca restaurar en lo posible el bien perdido, el derecho pisoteado. El amor nos pone de cara al bien por alcanzar, quiere restaurar y sanar las heridas personales y comunitarias", diferenció.

"Hoy volvemos a encontrarnos aquí porque sabemos que Dios nos abraza mirándonos como a hijos muy queridos. También queremos sentir en ese abrazo una caricia para aquellos que murieron y siguen estando en nuestros corazones y recuerdos", destacó.

Por último, monseñor Lozano exhortó a "construir una sociedad basada en la justicia, la paz y el amor".

Antes de la misa, familiares de las víctimas dejaron zapatillas -símbolo del reclamo de justicia de estos años- en las escalinatas del templo, para luego participar de un acto en el "santuario" que los familiares levantaron en Bartolomé Mitre y Ecuador, frente al boliche siniestrado.+

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Aprendamos observando la vida de los niños

Esta mañana, Francisco ha dedicado la catequesis de la última Audiencia general del año a la devoción tanto difundida del niño Jesús en estas fechas. Una tradición, que como ha explicado, se remonta a san Francisco de Asís, ”que mantiene vivo en nuestros corazones el misterio de Dios que se hace hombre”. Además ha mencionado a santa Teresita del niño Jesús que ”ha sabido vivir y testimoniar esa infancia espiritual que se asimila sólo meditando, en la escuela de la Virgen María, la humildad de Dios que por nosotros se ha hecho pequeño”.

”Durante un tiempo, en la Persona divina-humana de Cristo, Dios ha sido niño, y esto debe tener un significado especial para nuestra fe -ha dicho-. Es verdad que su muerte en la cruz y su resurrección son la máxima expresión de su amor redentor, pero no olvidemos que toda su vida terrena es una enseñanza. En Navidad, recordamos su infancia -ha continuado-. Para crecer en la fe necesitamos contemplar más a menudo al Niño Jesús… Sabemos poco de Él como niño, pero podemos aprender mucho si observamos la vida de los niños”.

”Descubrimos, sobre todo, que los niños quieren nuestra atención -ha dicho-. ¿Por qué?, porque ¿son orgullosos? ¡No! Porque necesitan sentirse protegidos. Es necesario también para nosotros poner al centro de nuestra vida a Jesús y saber que, aunque pueda parecer paradójico, tenemos la responsabilidad de protegerlo… y de hacerle sonreír para demostrarle nuestro amor y nuestra alegría, porque Él está entre nosotros. Su sonrisa es la señal del amor que nos da la certeza de ser amados”.

Francisco ha destacado que los niños aman jugar, y ha comentado que jugar con un niño, sin embrago, significa abandonar nuestra lógica para entrar en la suya. ”Si queremos que se divierta -ha destacado- tenemos que saber qué es lo que le gusta, y no ser egoístas y hacer las cosas que nos gustan a nosotros. Es una enseñanza para nosotros. Ante Jesús estamos llamados a abandonar nuestra pretensión de autonomía, y esto es la clave del problema: nuestra pretensión de autonomía, para acoger en cambio la verdadera forma de libertad, que consiste en conocer a quien tenemos ante nosotros y servirle. Él, niño, es el Hijo de Dios que viene a salvarnos. Ha venido a nosotros para mostrarnos el rostro del Padre lleno de amor y de misericordia. Así que, apretemos entre nuestros brazos al Niño Jesús y pongámonos a su servicio: Él es fuente de amor y de serenidad”.

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Ciudad del Vaticano (AICA): La Prefectura de la Casa Pontificia, como es habitual a finales de año, hizo públicos, este miércoles 30 de diciembre, los datos estadísticas del número de personas que acudieron al Vaticano a lo largo de 2015 para encontrarse con el papa Francisco. El total es de 3.210.860 personas y son datos relativos a la participación de los fieles en las audiencias generales, audiencias especiales, celebraciones litúrgicas y Ángelus.
La Prefectura de la Casa Pontificia, como es habitual a finales de año, hizo públicos, este miércoles 30 de diciembre, los datos estadísticas del número de personas que acudieron al Vaticano a lo largo de 2015 para encontrarse con el papa Francisco. El total es de 3.210.860 personas y son datos relativos a la participación de los fieles en las audiencias generales, audiencias especiales, celebraciones litúrgicas y Ángelus.

Específicamente la participación de los fieles fue: en las audiencias generales (los miércoles), 704.100 y en las audiencias especiales 408.760. En las celebraciones litúrgicas en la Basílica Vaticana y en la plaza de San Pedro, 513.000 fieles y en el Ángelus y Regina Coeli, 1.585.000 de personas.

Estos datos se refieren solamente a los encuentros que tuvieron lugar en el Vaticano, y no incluyen otros actos con gran participación de fieles, como los viajes apostólicos a Sri Lanka, Filipinas, Sarajevo, Ecuador, Bolivia, Paraguay, Cuba, Estados Unidos, Kenya, Uganda y República Centro Africana, y también los varios viajes en Italia o las visitas en la diócesis de Roma.

La Prefectura de la Casa Pontificia recuerda que se trata de datos aproximados, calculados sobre la base de las peticiones de participación en los encuentros con el Papa y de las invitaciones distribuidas por la Prefectura. Asimismo, se realizó una estimación del número de presencias en momentos como el Ángelus y las grandes celebraciones en la Plaza de San Pedro.

La Casa Pontificia está conformada por diversas personas que se encargan de la agenda, ceremonial, actividades religiosas y civiles del Santo Padre, entre las cuales están las recepciones a jefes de Estado, audiencias públicas y privadas, viajes, entre otros. Su prefecto es monseñor Georg Gänswein.+

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Una caravana de autos partió desde Ceibas hasta el km 9 de la Ruta 14. Allí, monseñor Jorge Lozano, obispo de Gualeguaychú, presidió la celebración eucarística en conmemoración de los 300 años de la primera misa en el sur entrerriano.

Los fieles rezaron por los antepasados entrerrianos y entronizaron una cruz conmemorativa bendecida por el papa Francisco.

La primera misa celebrada en el sur de Entre Ríos fue durante la festividad de la Natividad del Señor, el 25 de diciembre de 1715, como narra el informe del padre Policarpo Dufó, presentado al padre rector de las misiones de los jesuitas, sobre la expedición comandada por el Maestre de Campo, Francisco García de Piedrabuena, contra los charrúas en 1715. Este documento certifica la primera misa celebrada al sur del Ñancay, en lo que luego Fray Mocho llamó: “el país de los matreros”.

Referencia histórica

El testimonio más antiguo de la vida religiosa en el sur entrerriano lo encontramos cuando en 1624 el gobernador Francisco de Céspedes redujo a grupos de chanáes entrerrianos y los trasladó a la Isla del Vizcaíno, creando una reducción franciscana, que es el antecedente más remoto de Santo Domingo Soriano.

A principios de 1626 el jesuita Pedro Romero remontó solo el río Uruguay desde Buenos Aires hasta el río Ibicuy, desde donde regresó amenazado por los indígenas. En la Cuaresma de 1626, Céspedes envió a Hernando de Zayas hacia Misiones, quien recorrió el río Uruguay en una canoa. Regresó a Buenos Aires con el padre Roque González de Santa Cruz y el cacique Nezá.

Luego, hay antecedentes de las visitas misioneras en la primitiva población de la actual Gualeguaychú, siendo el primer bautismo en 1766, por el franciscano Francisco de San Bernardino.

Los dominicos Antonio Pastor y Viera (1767 – 1777) y Mariano Amaro (1777 – 1781) que venían de Santo Domingo de Soriano, además del padre García de Zuñiga, propietario de tierras y con una capilla, seguramente celebraron misa y demás sacramentos como lo atestiguan los libros parroquiales de la catedral San José de Gualeguaychú.

En 1767 los jesuitas son expulsados del territorio. En 1780 el obispo Malvar y Pinto visitó la zona fundando las parroquias de Gualeguay, Gualeguaychú y Concepción del Uruguay. Tres años más tarde, Rocamora fundó estas villas oficialmente.

Pero si nos detenemos en el extremo sur de Entre Ríos, debemos recordar que a comienzos del siglo
XVIII lo habitaban comunidades Chaná, Yaro, Guaraní y Charrúa.

Uno de los testimonios gráficos más antiguos de la existencia de estas comunidades indígenas en la zona se encuentra en el informe del padre Policarpo Dufó, presentado al Padre Rector de las misiones de los Jesuitas, sobre la expedición comandada por el Maestre de Campo, Francisco García de Piedrabuena, contra los charrúas en 1715. Este documento certifica la primera misa celebrada al sur del Ñancay, en lo que luego Fray Mocho llamará “El país de los matreros”.

“El ejército de Piedrabuena inició su campaña en noviembre de 1715, desde el Arroyo Guabirabí – Yutí (Yapeyú). Las tropas expedicionarias, unos mil quinientos hombres bien armados y pertrechados, entraron al territorio entrerriano, por las proximidades de las nacientes del Río Gualeguay, y dejando a la derecha a este río, alcanzaron bien pronto las costas del Arroyo Gená y después las del Río Yaguarí Guazú (Gualeguaychú). Dirigiéndose hacia el sur, Piedrabuena alcanzó el 25 de diciembre una partida de indios fuertes, de más de doscientos combatientes y se trabó en pelea con ellos sin mayores resultados. La campaña terminó sin haber alcanzado sus objetivos el 23 de enero de 1716 en que Piedrabuena dispuso retornar a las Misiones”, narra el padre Dufó.

El informe completo del padre Dufó continúa relatando: “Al otro día pasamos el río con pelotas, por no poderse vadear; esa tarde llovió aunque no mucho, y no caminamos; al día siguiente llegamos al paraje donde estuvo el pueblo de los Chanás y ahora suele estar habitados por los Machados, que es la parcialidad más numerosa de los Charrúas, y no hallamos a nadie.

El día veinte y tres nos llovió y no pudimos caminar. El veinte y cuatro descabezamos otro río que llaman Aycan y dormimos de la otra banda. El día veinte y cinco después de haber celebrado la misa de la Natividad del Señor Dios recién nacido, proseguimos caminando, y al poco trecho nos salieron al encuentro los enemigos en número de doscientos quince, según los que allí se mostraron en forma de guerra, conforme a su usanza. Prevínose también nuestra gente. El Maestre de campo envió un representante a parlamentar con los caciques. El día 26 los charrúas atacaron echando delante una manada de toros bravíos. Las escaramuzas duraron hasta el 30, hasta que el segundo jefe, Martín Simón se negó a obedecer órdenes de Piedrabuena. Este resuelve parlamentar y emprende la retirada que siguió con hostigamiento matando a varios soldados”.

Las expediciones y actividades de otros religiosos hacen suponer que habrán celebrado misa en el sur entrerriano antes de 1715, pero no se han documentado o al menos no se han encontrado aún dichos documentos. En cambio, el documento del padre Dufó es contundente: el 25 de diciembre de 1715 se celebró la primera misa en el sur entrerriano, luego de haber cruzado en Aycan (hoy arroyo Ñancay).

Luego vendrán diversos sacerdotes y misioneros, iniciado el siglo XX debemos recordar al padre Blasón, que siendo el cura de Gualeguaychú por cuarenta y cinco años se trasladaba al sur de su parroquia, a Ñancay, a la Capilla de Celulosa, Arroyo Martínez y otros parajes y estancias. En la segunda mitad del siglo pasado recordado con mucho amor encontramos al padre Jeannot quien inaugura la Capilla San Pedro, de Ceibas, en 1961, la Capilla del Rosario de Ñancay en 1988, la de Fátima, en Cuatro Hermanas y tantas otras capillas y ermitas en nuestra zona sur.

Hoy “el país de los matreros” cuenta con la parroquia Nuestra Señora de Luján, en Ibicuy; Nuestra Señora de las Islas, en Villa Paranacito y San Pedro, en Ceibas. Hay más caminos y puentes, otros medios modernos de comunicación y transporte. Un lugar en donde la fe y la vida se unieron hace trescientos años.

Más información: http://www.obispadogchu.org.ar/obispado/noticia292.htm.+

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Asunción (Paraguay) (AICA): Más de 100.000 personas fueron evacuadas en Asunción (Paraguay), debido a la crecida del río Paraguay y otros 10.000 fueron desplazados en el departamento de Ñeembucú, donde a la subida del río Paraguay se sumó la del río Paraná. Ante este drama la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) y el arzobispado de Asunción, junto con organismos gubernamentales, están llevando a cabo varias campañas solidarias, principalmente recolección de alimentos, ropa, construcción de baños, etc.
Más de 100.000 personas fueron evacuadas en Asunción (Paraguay), debido a la crecida del río Paraguay y otros 10.000 fueron desplazados en el departamento de Ñeembucú, donde a la subida del río Paraguay se sumó la del río Paraná. Ante este drama la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) y el arzobispado de Asunción, junto con organismos gubernamentales, están llevando a cabo varias campañas solidarias.

La iniciativa es coordinada entre la Secretaría de Información y Comunicación (Sicom), la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), en conjunto con la Pastoral Social y otros organismos gubernamentales.

El arzobispado de Asunción informó que “se están llevando a cabo varias campañas para los 112 refugios de Asunción y otros Departamentos del país, como recolección de alimentos, organización de las familias en los campamentos, construcción de baños, recolección de juguetes por el día de Reyes, etc”.

“Ningún paraguayo sin comida”
En el marco de la campaña solidaria en favor de los damnificados por las inundaciones en diferentes puntos del país, el arzobispo de Asunción, monseñor Edmundo Valenzuela Mellid, convocó a representantes de instituciones privadas y del estado para coordinar las acciones que beneficien a las familias afectadas por las inundaciones. En ese sentido y con el lema “Ningún paraguayo sin comida” se conformó la Mesa Nacional de Asistencia para brindar ayuda y soporte a los damnificados.

El objetivo principal de la Mesa Nacional del Asistencia será articular todas las acciones que se realizan con las instituciones privadas, la Municipalidad de Asunción y las entidades del Gobierno Nacional. Dicho equipo se reunirá de forma permanente en el centro de operaciones en el Seminario Metropolitano.

La Mesa de ayuda está integrada por representantes de la Pastoral Social arquidiocesana, la Fundación Asociación Rural del Paraguay para el Desarrollo FUNDARP, la Fundación Banco de Alimentos, la Municipalidad de Asunción, la Asociación de Scouts del Paraguay, la Secretaría de Emergencia Nacional, el arzobispado de Asunción y la Fundación Santa Librada.

A su vez está compuesta por cinco equipos con labores bien definidas como: Prensa, Finanzas, Logística, Salud, y refuerzo escolar. El coordinador general es el Ing. Guillermo Fanego del Banco de alimentos, el vice coordinador es el Lic. Ricardo González de la Pastoral Social.+

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets