Monseñor Chaparro asumió en San Carlos de Bariloche



San Carlos de Bariloche (Río Negro) (AICA): Monseñor Juan José Chaparro Stivanello CMF recibió este sábado 28 de septiembre la ordenación episcopal e inició su gobierno pastoral como tercer obispo de San Carlos de Bariloche. En su primera prédica pública como pastor, llamó a los fieles a ¨construir fraternidad, acercamiento y solidaridad con los pobres¨. El papa Francisco le envió un mensaje en el que lo instó a continuar con su prédica sencilla y a no enfermar de “episcopalitis”.

En una solemne celebración eucarística en la catedral Nuestra Señora del Nahuel Huapi, monseñor Juan José Chaparro Stivanello CMF recibió este sábado 28 de septiembre la ordenación episcopal e inició su gobierno pastoral como tercer obispo de San Carlos de Bariloche. En su primer mensaje público como pastor, llamó a los fieles a "construir fraternidad, acercamiento y solidaridad con los pobres".

La celebración eucarística fue presidida en su inicio por el nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig; tras el rito de la Palabra, su predecesor, monseñor Fernando Carlos Maletti –trasladado a Merlo-Moreno-, tuvo a su cargo la homilía, en la que dedicó palabras al nuevo obispo. Le indicó que le espera una diócesis "con una pluralidad inmensa de culturas", y aseguró que existen también en Bariloche y la zona rural más cercana "muchos hermanos y familias necesitados en todo sentido". "Acuérdate siempre del buen pastor, que conoce a sus ovejas y que no dudó en dar la vida por su rebaño", le aconsejó.


Luego de escuchar estas palabras, el último obispo de Bariloche impuso las manos sobre el nuevo prelado para consagrarlo como pastor de esta grey, conformada por más de 170.000 fieles y extendida en una superficie superior a los 77.000 kilómetros cuadrados. Actuaron como coconsagrantes monseñor Rubén Oscar Frassia, obispo de Avellaneda-Lanús y primer obispo (1993-2000) de San Carlos de Bariloche, y monseñor Guillermo José Garlatti, arzobispo de Bahía Blanca. Tras ellos, los demás obispos presentes impusieron sus manos sobre la cabeza del nuevo obispo.


Tras la unción, el recibimiento del anillo y la entrega del báculo episcopal, a cargo del arzobispo metropolitano de Bahía Blanca, monseñor Chaparro escuchó el saludo del papa Francisco, quien recordó que se trató de la primera vez que el obispo barilochense era consagrado en la sede episcopal. Valoró este gesto, y agregó: "Es una gracia muy particular; ya desde el primer momento tiene lugar ese diálogo continuo y cotidiano entre el pueblo y su pastor".


También le dijo: "A vos, Juanjo, Dios te dio la gracia de hablar sencillo, con esa cadencia mestiza de gringo y criollo. Conservá esa gracia y no te vayas a enfermar de episcopalitis". También agregó que al tomar posesión, reconoce que hay una historia diocesana, de la cual el obispo es "un eslabón al servicio".


A su turno, el flamante obispo agradeció la numerosa y variada presencia, y destacó que la Iglesia vive un tiempo de "invitación a salir de nuestras modorras", "sacudirse las rutinas" y "cambiar aquello que impide la transparencia del mensaje de Jesús", ya sea de manera individual o en las comunidades. "Todos estamos llamados a la conversión", expresó para insistir en el cambio de actitudes, estilos y conductas.


Monseñor Chaparro llamó a proclamar la misericordia de Dios presente gracias a Jesús. Y dejó un mensaje: centrar la fe en la contemplación de la historia de Jesús, para ver "el rostro de la misericordia".


"De eso somos testigos y eso es lo que estamos llamados a vivir, saliendo de nuestros egoísmos, construyendo fraternidad, acercamiento y solidaridad con los pobres de este mundo, los olvidados, los que están solos, los que sufren…y para esto, unirnos a quienes buscan caminos de convivencia, justicia y vida plena para la humanidad", concluyó el prelado.


Monseñor Juan José Chaparro, entrerriano de 60 años, es miembro de la congregación de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María (Claretianos), y recibió la ordenación sacerdotal el 12 de abril de 1980. Es licenciado en Teología Dogmática en la Universidad Gregoriana de Roma en 1983. El lema episcopal elegido por el nuevo obispo es “Su misericordia llega a sus fieles”.


Horas más tarde, el prelado dejó un mensaje para sus amigos en la red social Facebook: “Mi saludo y agradecimiento a quienes me acompañaron en esta hermosa celebración de Iglesia. Estuvo hermosa, muy bien preparada, y mejor llevada a cabo...GRACIAS (sic)”.









Decenas de fieles del NEA, del Paraguay, Uruguay y Chile llegaron hasta la ciudad para acompañar la consagración episcopal y la toma de posesión. También participaron pastores y referentes de otros credos, la intendenta María Eugenia Martini, concejales y autoridades de la ciudad que se mezclaron con la multitud que llenó la catedral.+

09:21
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Agencia Catolica

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets